La palabra a(r)mada




¿Por qué uno se hace un blog?

Me lo estuve preguntando un buen rato el día que decidí probar con éste.

Al principio tenía un objetivo que si bien no era un gran objetivo, tenía algunas diferencias con los objetivos de otros escritores que se arman blogs. No era exactamente para publicar "obra" y hacerme de muchos seguidores que me digan piropos a cerca de textos que no leen, porque en "obra" ya tengo suficientes libros publicados.

Internet es una extraña tentación que excede los ribetes del papel.

¿Por qué un blog teniendo un foro? www.ultraversal.com donde bajo el lema "calidad sobre cantidad " el nivel de los escritores que participan está muy por encima de la media que se lee habitualmente en la mayoría de los sitios.

También me he dado cuenta que el prototipo de escritor de internet es muy pomposo e inconsciente muchas veces de su falta de talento para la literatura.

Hacer literatura no es "solamente" exponer emociones en un papel como nos salen del teclado. La Literatura es un arte. Y hacer literatura te convierte en un artista que debe asumir la creatividad como el germen de su autoexigencia.

Pero en internet no pasa eso.

En internet cualquiera se pone a escribir tres idioteces y llegan cien a alabarlo y llamarle "poeta" (porque la mayoría se dedica a la poesía). Eso no sería nada. Lo realmente terrible es que el sujeto se lo crea a pies juntillas y ande desparramando por todo el mundo virtual mamotretos de engendros ilegibles con los que llegamos a chocarnos una y otra vez, en cuanto portal, portalito, ventana, ventanita y agujero literario le brinde un espacio.

Así, uno termina hastiado de leer siempre la misma mediocre fanfarria, escrita por la misma persona y alabada hasta la saturación, también por las mismas personas.

Estuve visitando, por ejemplo, Palabras Diversas, revista literaria de la que no consigo entender el criterio de sus editores en cuanto a la selección de las obras que publican, porque salvando honrosas excepciones, el material podría encontrar un sitio mucho más digno dentro de la Papelera de Reciclaje que expuesto impúdicamente en su deformidad literaria a los ojos del mundo.

Si los escritores encargados de las publicaciones on-line, no defienden el arte que practican, buscando la excelencia y rechazando material que no tiene un mínimo soporte de calidad literaria y además regalan membresía a mansalva sin un mínimo espíritu de respeto por la disciplina,en poco tiempo habrá que considerar a la literatura un arte menor, destinada a empobrecer la mente de los hombres y no a aportarle cauces de pensamiento creativo que los hagan crecer y expandir sus límites.

Ahora cualquiera es escritor y no solamente se supone a sí mismo escritor, sino que lo publicita de una manera escalofriante.

He llegado a leer por ahí textos en los que sus autor@s dicen de sí mismos que están a la vanguardia de la literatura virtual, cuando hasta hace poco tiempo, no sabían siquiera escribir potablemente.
Pero allí están, en cuarenta espacios virtuales, exhibiéndose a punto de reclamar el Premio Cervantes a la Excelencia,totalmente persuadidos de que el no otorgárselos sería una injusticia.

Ay Amos...a muchos les haría falta tu palabra para llegar a dimensionarse en su centímetro.

La fauna literaria de internet, para mí que vengo de la otra fauna literaria, es un fenómeno asombroso.

continuara...
Publicar un comentario en la entrada

Chocolate bombón