Salmo-di ana

esta mujer es toda una parroquia

le caben mil adentro
verdaderas
todas hembras de carne y hueso humano
imperfectas
graciosas
asesinas

yo voy de feligrés hasta sus nalgas
de promesante herido a sus pezones
me confieso en sus pies
pido perdón comiendo sus rodillas

esta mujer jalâ es amplia como un dios
que reuniera a muchos dioses juntos
feroz como es el agua
diluvial como el fuego
arbórea como una raíz que profundiza
para atar a los cielos con el mundo

esta mujer es la mujer que a veces
se hace mujer
besándome los labios
Publicar un comentario

Chocolate bombón