Puro fracaso

fui a buscarla y le dije:

vine hoy
no pude llegar antes porque mis pies
no entraban en las botas

eran muchas sus llagas
me dolía también el paso en falso

así que vine hoy, descalzo y como puedo
pero erguido
y sin vociferar

vine a verte porque compré cartas
de otro tarot distinto
donde no deba poner cara de póker
frente a lo que me importa

vine,
recitando de memoria un kadish
y repitiendo a solas a Dayân
trayendo un mantra

¿puedo hablarte así, tan libremente
como un bruto descalzo?

"limosnas pida en la otra puerta", me dijo tu portera
repitiendo: que dice “la señora”
Publicar un comentario

Chocolate bombón