Apendicitis crónicas (las páginas colgantes)

Teoría de la prosa -irresponsabilidad del verso -imaginación del ensayo -incertidumbre de la reflexión

Diario somalí



Uno va olvidando las cosas como un páramo va olvidándose del agua mientras se resquebraja, hasta que un día ya no la recuerda, ya no sabe nombrarla, ya no sabe qué es. Por eso, quizás, el agua ya no llega. Olvidar es casi un sinónimo de no necesitar lo que olvidamos.

Tampoco llegan algunas otras cosas.

La voz de la esperanza se marchita en un murmullo sepia y uno se acostumbra a masticar polvosas ilusiones que intenta desenterrar con arañazos mientras ayuda a enterrar diez fetos, veinte niños, doce ancianos y otras tantas mujeres.

Uno es la costra de su propio espanto, cubriendo una llaga que rezuma, como si la curara de los huevos de mosca que le crecen adentro.

El cielo se desploma en sus estrellas. Y ese animal muerto queda allí, páramo entero, distancia, sol informe, noche para cavar algunas tumbas, sollozo porque sí, puño de un arma, gatillo que no cesa.

Ya no existe Estambul en mi memoria, no existe Ankara ni Praga lejanísima ni Brujas. Ni volverá Nairobi a sus olores ni habrá otra jupâ en Etiopía, porque pronto no habrá tampoco Etiopía, como ya no hay Somalia.

El mundo es un borrón sin cuenta nueva y aún en el bazar de Mogadiscio, conseguimos una AK por pocos dólares, o una batería antiaérea, que resulta una ganga a los bolsillos.

- Angélica Miralles.- dice ella, que es médico y estrena sus hazañas, estrechando las manos que casi no extendemos - ¿Vais al sur?

Nos apretamos con molestia en la cabina y ella puede subir.

Ahmed arranca.

( julio-septiembre, 2011)

Postales luminosas (diario somalí)

2 comentarios:

  1. Si Rosario, duele, pero como decía mi compañero en los meses que estuvimos ahí: El mundo se ha cansado de Somalia.

    Todâ

    ResponderEliminar

Chocolate bombón

Participan en este sitio sólo escasas mentes amplias

En tu cuarto hay un pájaro (de Pájaros de Ionit)

Un video de Mirella Santoro

SER ISRAELÍ ES UN ORGULLO, JAMÁS UNA VERGÜENZA

Sencillamente saber lo que se es. Sencillamente saber lo que se hace. A pesar del mundo, saber lo que se es y saber lo que se hace, en el orgullo del silencio.

Valor de la palabra

Hombres dignos se buscan. Por favor, dar un paso adelante.

No a mi costado. En mí.

Poema de Morgana de Palacios - Videomontaje de Isabel Reyes

Historia viva - ¿Tanto van a chillar por un spot publicitario?

Las Malvinas fueron, son y serán argentinas mientras haya un argentino para nombrarlas.
El hundimiento del buque escuela Crucero Ara General Belgrano, fue un crimen de guerra que aún continúa sin condena.

Porque la buena amistad también es amor.

Asombro de lo sombrío

Memoria AMIA

Sólo el amor - Silvio Rodríguez

Aves migrantes

Registrados... y publicados, además.

Safe Creative #1006060192036

Todos los derechos están reservados

Safe Creative #1209172351784

Feria del Libro de Jerusalem - 2013

Feria del Libro de Jerusalem - 2013
Café literario - Centro de convenciones de Jerusalem

Acto de fe

Necesito perdonar a los que te odiaron y ofendieron a vos. Ya cargo demasiado odio contra los que dijeron que me amaban a mí.

Irse muriendo (lástima que el reportaje sea de Víctor Hugo Morales)

Hubo algo de eso de quedarse petrificado, cuando vi este video. Así, petrificado como en las películas en las que el protagonista se mira al espejo y aparece otro, que también es él o un calco de él o él es ese otro al que mira y lo mira, en un espejo que no tiene vueltas. Y realmente me agarré tal trauma de verme ahí a los dieciseis años, con la cara de otro que repetía lo que yo dije tal y como yo lo dije cuarenta años antes, que me superó el ataque de sollozos de esos que uno no mide. Cómo habrá sido, que mi asistente entró corriendo asustado, preguntándome si estaba teniendo un infarto. A mi edad, haber sido ese pendejo y ser este hombre, es un descubrimiento pavoroso, porque sé, fehacientemente, que morí en alguna parte del trayecto.

Poema 2



"Empapado de abejas
en el viento asediado de vacío
vivo como una rama,
y en medio de enemigos sonrientes
mis manos tejen la leyenda,
crean el mundo espléndido,
esa vela tendida."

Julio Cortázar

Mis viejos libros, cuando usaba otro seudónimo y ganaba concursos.

Mis viejos libros, cuando usaba otro seudónimo y ganaba concursos.
edición bilingüe 1a. edición