Kaddish


En el entierro del hijo de un amigo - que se pegó un tiro con la pistola de mi amigo - sonó mi celular.

Era Roig.

- Coronel...ya sé que está ocupado...pero se acaba de morir su Mish.

*

Mi amigo no lloraba. Parecía como que cumplía con el deber de ir a un velorio ajeno.

*

Yo tampoco lloré. Vine y escribí.

*

- Entierreló nomás, Roig...Donde dé el solcito, si puede ser.
Publicar un comentario

Chocolate bombón