Letalidad

no era yo en las formas


todo era

ese inmensurable deseo en que te amabas hasta la sodomía

y de paso algo a mí

eso ahí a tu costado


eso

para abrazar en la noches muy largas

de los tiempos de cólera

para joder

con escenas de celos tormentosos

bulímicos


lo que olvidar en alguien


aquello a lo que regresar lamiendo heridas

para volver a herir


no era yo el oscuro objeto de tu deseo vociferador

ni de tu amor infinitamente inconcluso

que reemplazaba caricias por un látigo

para después llorar sobre la sangre


no era yo

el ícono infeliz de tus extravagantes amoríos

con olor a penumbra

y a esa espúrea inocencia de tus relatos trágicos

encima de mi pecho


no era yo el de la carne y de la lengua

por las que suicidarte en un rayo de luna


yo era el del corazón

ese

que no tuviste

encima de la piel



Publicar un comentario

Chocolate bombón