Apendicitis crónicas (las páginas colgantes)

TEORÍA DE LA PROSA - IRRESPONSABILIDAD DEL VERSO - IMAGINACIÓN DEL ENSAYO - INCERTIDUMBRE DE LA REFLEXIÓN

Blanquear

Hoy amanecí como esa página con la que abre el Explorer.
No abre en Google. Abre en about: blank.

Insomne como un búho, más curtido que sabio y más acongojado que cazador nocturno, repaso los detalles de la edad, de la inercia, de los movies infames que he visto y de los más infames que he protagonizado, porque ya se nace para villano y salir del papel es como pelear contra el estereotipo que todos decidieron que te calza justo.

Hay ciertas cosas que los hombres deben pensar solos.

El espejo del antebaño es grande y ovalado. Casi un retrato de esos de casorio de abuelos, con marcos oscuros y labrados. Tanto marco para un Polichinela, pienso, mientras me reviso los sendos moretones que me dejó la puntera de la bota encima de las costillas.

Tengo un corte en el pómulo, un labio que parece haber caído presa de una mala inoculación de botox (y acá me entra la duda y ya alguna fémina me responderá si es botox o qué mierda, eso con que las mujeres se fabrican labios de Angelina Jolie) y los nudillos rojos y pelados.

- Caramba...parecés un tratado de Artes Marciales.- me dijo mi colega cuando le caí así, calamitoso como un virus que habla todas las pestilencias que haber nacido virus le provoca.

- El otro está peor.- le dije yo y mi colega, automático y autócrata exclamó:

- ¡Cómo habrá sido!

Los hombres pelean a trompadas.
Los hombres en nuestras condiciones pelean a trompadas.
Los hombres en nuestras condiciones regresan a su instinto primitivo.
Los hombres en nuestras condiciones responden a su furia de reptil.

- Ahora, off de record...¿íbas a disparar...le ibas a volar los sesos o no? Yo eso lo sacaría del informe. Lo dejaría en " hasta tenerlo dominado".

Yo no supe que decir (o mejor dicho sí supe, pero no convenía la verdad) y ahora rememoro como se pone la cara de boludo ambiguo que le puse.

Es la misma que me mira en el espejo enorme y ovalado.

Los ojos de ese boludo ambiguo del espejo no me reconocen bajo los spots, nimbado por la suave luz que vuelve a  los mármoles, con su suavidad, suavemente cremosos, como si en vez de un baño, fuera una ermita en un rincón de un templo.

- No. No dice tenerlo...dice "hasta sentirlo...- empecé a corregir.

- Entonces lo sacamos del informe.- se apuró a  interrumpir y consolarse mi colega.

Me guiñó un ojo de cuadro de escritorio, que es muy diferente de cuadro operativo.

En nuestras condiciones, los hombres aprenden de sus límites y en la guerra no hacen falta humanos.


No tengo que perder eso de vista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Participan en este sitio sólo escasas mentes amplias

Chocolate bombón

En tu cuarto hay un pájaro (de Pájaros de Ionit)

Un video de Mirella Santoro

SER ISRAELÍ ES UN ORGULLO, JAMÁS UNA VERGÜENZA

Sencillamente saber lo que se es. Sencillamente saber lo que se hace. A pesar del mundo, saber lo que se es y saber lo que se hace, en el orgullo del silencio.

Valor de la palabra

Hombres dignos se buscan. Por favor, dar un paso adelante.

No a mi costado. En mí.

Poema de Morgana de Palacios - Videomontaje de Isabel Reyes

Historia viva - ¿Tanto van a chillar por un spot publicitario?

Las Malvinas fueron, son y serán argentinas mientras haya un argentino para nombrarlas.
El hundimiento del buque escuela Crucero Ara General Belgrano, fue un crimen de guerra que aún continúa sin condena.

Porque la buena amistad también es amor.

Asombro de lo sombrío

Memoria AMIA

Sólo el amor - Silvio Rodríguez

Aves migrantes

Registrados... y publicados, además.

Safe Creative #1006060192036

Todos los derechos están reservados

Safe Creative #1209172351784

Feria del Libro de Jerusalem - 2013

Feria del Libro de Jerusalem - 2013
Café literario - Centro de convenciones de Jerusalem

Acto de fe

Necesito perdonar a los que te odiaron y ofendieron a vos. Ya cargo demasiado odio contra los que dijeron que me amaban a mí.

Irse muriendo (lástima que el reportaje sea de Víctor Hugo Morales)

Hubo algo de eso de quedarse petrificado, cuando vi este video. Así, petrificado como en las películas en las que el protagonista se mira al espejo y aparece otro, que también es él o un calco de él o él es ese otro al que mira y lo mira, en un espejo que no tiene vueltas. Y realmente me agarré tal trauma de verme ahí a los dieciseis años, con la cara de otro que repetía lo que yo dije tal y como yo lo dije cuarenta años antes, que me superó el ataque de sollozos de esos que uno no mide. Cómo habrá sido, que mi asistente entró corriendo asustado, preguntándome si estaba teniendo un infarto. A mi edad, haber sido ese pendejo y ser este hombre, es un descubrimiento pavoroso, porque sé, fehacientemente, que morí en alguna parte del trayecto.

Poema 2



"Empapado de abejas
en el viento asediado de vacío
vivo como una rama,
y en medio de enemigos sonrientes
mis manos tejen la leyenda,
crean el mundo espléndido,
esa vela tendida."

Julio Cortázar

Mis viejos libros, cuando usaba otro seudónimo y ganaba concursos.

Mis viejos libros, cuando usaba otro seudónimo y ganaba concursos.
1a. edición - bilingüe