Tañido de alegría



Quiero formar un grito con tu nombre,
un resplandor prensado
que yo pueda guardar en los bolsillos de la desolación
para extenderlo
sólo cuando respondan las ganas de volar.

Quiero desacertar despacio tu acertijo
y escribir en tu fábula
el nombre de mis lobos y sus dientes
cuando mastican nubes y libélulas debajo de mi lluvia de despojos.

Quiero asirme a la cuerda de tu horca
mientras vibra en mi oído tu estilo desdoblado,
tu estilo señorial fuera del siglo
tu gesto hecho de árboles muy tristes.

Pero no soy romántico
ni fino
ni sensible siquiera
ni un muchachito bien correcto y culto
que te pueda halagar con arte recoleto.

Soy esmirriado y hábil igual que un licaón
que se gana la vida en las estepas
como el mejor perro cazador del mundo.
2 comentarios

Chocolate bombón