Apendicitis crónicas (las páginas colgantes)

TEORÍA DE LA PROSA - IRRESPONSABILIDAD DEL VERSO - IMAGINACIÓN DEL ENSAYO - INCERTIDUMBRE DE LA REFLEXIÓN

Diario somalí


Efecto sombra en Somalia

Todo es intermitencia.

—¿Es de noche?– pregunta.

Intenta averiguar el porqué de la oscuridad y el resplandor y nuevamente la oscuridad y otra vez el resplandor y ese calor de hierro al rojo vivo que lo quema por partes.

Nadie consigue apagarle ese incendio en el cuerpo, a pesar de que gritan y alientan mientras aprietan las compresas que se embeben de un líquido pastoso, rojo oscuro.

 Él mira manar aquella cosa líquida y viscosa con la curiosidad de un mico niño.

El camión se remece. Da bandazos y cada tanto frena y recoge a algún refugiado que hace señas.

—No te duermas...no te duermas...

La voz llega por detrás del incendio como una mano del resplandor llega rompiendo la oscuridad, pero el dolor no cesa, no se agota. Es un hecho inmutable. Es un fuego inmutable que lo quema por partes entre la oscuridad y los fulgores, mientras la sangre encharca compresas, trapos, manos solidarias y ese mundo atrofiado de esperpentos en que viajan a gritos por la guerra.

Toma conciencia de todas sus heridas cuando gira los ojos y ve a otros heridos, asistidos a medias por los pocos ilesos que lo asisten a él, sobre el piso, en la caja acribillada del único camión que cruzó el fuego y vuelve, desaforadamente apocalíptico, con su carga gimiente de esqueletos, de regreso a su punto de partida.

En realidad no sabe en qué momento le ocurrió tal desastre con su cuerpo que se retuerce solo, involuntario, insoportablemente dolorido, peleando con las manos que aprietan las compresas y con la voz amiga que le exige: “No te duermas...Mirame. No te duermas...” hasta que el resplandor es sólo una tenue mancha de azogue en un enorme espejo que ennegrece.

(de julio a septiembre, 2011)

4 comentarios:

  1. Aunque estoy enganchado a lo últimos capítulos, voy a dejar de leer para retomarlo entero ya escrito en papel.

    ¿Me lo dedicarás? Si no quieres me da igual. Será mi joya "anonimada"...


    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. ¿Querés que te mande un ejemplar dedicado o querés que te dedique el libro?

    Lo segundo lo puedo hacer si me mandás al mail tu dire, en cuanto el libro salga a la venta, que todavía falta un poco y está la otra novela en cola de impresión.

    Gracias por leer. La verdad es que es bueno saber que alguien te lee y tiene la posibilidad además de decírtelo.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  3. Me equivoqué. Era lo primero lo que puedo hacer. Mandarte un libro dedicado, quiero decir.

    Me está matando el puto insomnio. Ya no sé ni lo que escribo.

    ResponderEliminar
  4. Jaja

    Dos tazas de cafeína y volverás en ti.

    Es un regalo inapreciable, Gavrí. Gracias por ser y un abrazo.

    ResponderEliminar

Participan en este sitio sólo escasas mentes amplias

Chocolate bombón

En tu cuarto hay un pájaro (de Pájaros de Ionit)

Un video de Mirella Santoro

SER ISRAELÍ ES UN ORGULLO, JAMÁS UNA VERGÜENZA

Sencillamente saber lo que se es. Sencillamente saber lo que se hace. A pesar del mundo, saber lo que se es y saber lo que se hace, en el orgullo del silencio.

Valor de la palabra

Hombres dignos se buscan. Por favor, dar un paso adelante.

No a mi costado. En mí.

Poema de Morgana de Palacios - Videomontaje de Isabel Reyes

Historia viva - ¿Tanto van a chillar por un spot publicitario?

Las Malvinas fueron, son y serán argentinas mientras haya un argentino para nombrarlas.
El hundimiento del buque escuela Crucero Ara General Belgrano, fue un crimen de guerra que aún continúa sin condena.

Porque la buena amistad también es amor.

Asombro de lo sombrío

Memoria AMIA

Sólo el amor - Silvio Rodríguez

Aves migrantes

Registrados... y publicados, además.

Safe Creative #1006060192036

Todos los derechos están reservados

Safe Creative #1209172351784

Feria del Libro de Jerusalem - 2013

Feria del Libro de Jerusalem - 2013
Café literario - Centro de convenciones de Jerusalem

Acto de fe

Necesito perdonar a los que te odiaron y ofendieron a vos. Ya cargo demasiado odio contra los que dijeron que me amaban a mí.

Irse muriendo (lástima que el reportaje sea de Víctor Hugo Morales)

Hubo algo de eso de quedarse petrificado, cuando vi este video. Así, petrificado como en las películas en las que el protagonista se mira al espejo y aparece otro, que también es él o un calco de él o él es ese otro al que mira y lo mira, en un espejo que no tiene vueltas. Y realmente me agarré tal trauma de verme ahí a los dieciseis años, con la cara de otro que repetía lo que yo dije tal y como yo lo dije cuarenta años antes, que me superó el ataque de sollozos de esos que uno no mide. Cómo habrá sido, que mi asistente entró corriendo asustado, preguntándome si estaba teniendo un infarto. A mi edad, haber sido ese pendejo y ser este hombre, es un descubrimiento pavoroso, porque sé, fehacientemente, que morí en alguna parte del trayecto.

Poema 2



"Empapado de abejas
en el viento asediado de vacío
vivo como una rama,
y en medio de enemigos sonrientes
mis manos tejen la leyenda,
crean el mundo espléndido,
esa vela tendida."

Julio Cortázar

Mis viejos libros, cuando usaba otro seudónimo y ganaba concursos.

Mis viejos libros, cuando usaba otro seudónimo y ganaba concursos.
1a. edición - bilingüe