En contrasombra




Sólo si escribo, hablo. 

Sólo si escribo 
puedo aprender quien soy bajo esta piel de piedra 
y estos ojos que ven hasta cerrarse.

Ya no busco la luz. 
La luz ofende toda mi oscuridad. 
La luz me insulta. 
La luz me arde como si fuera una babosa a la que echaron sal.

Este oculto 
no es ese que ambula cumpliendo su deber. 

Éste que escribe apenas tiene boca y no conoce los caminos suaves.

Éste que escribe solamente escribe lo que sabe del otro que no escribe.

Éste que escribe no se ve mas que sobre papel. 

Éste no existe.
Es sólo el narrador del otro hombre.
Entre los dos no hay puente.



Publicar un comentario

Chocolate bombón