Apendicitis crónicas (las páginas colgantes)

Teoría de la prosa -irresponsabilidad del verso -imaginación del ensayo -incertidumbre de la reflexión

El ámbito de Irena


Georgianas
En el ámbito de Irena el vértigo no existe. El vértigo del mundo siempre queda afuera de su pasividad.

Irena es una especie de deidad vacuna, una diosa vaca, mansa y plácida en su perpetua actitud de rumia.

Fue colocada allí, en el espacio en que el vértigo revienta vidrio y carne y todo se empapa de astillas de hueso y de gotas de sangre, pero ella, inconmovible, se estaciona en ese parapeto en que todo parece transcurrir en una cámara lenta espesa y empastada.

Irena es quieta, sólida, irrefutable. Un hecho blanco en medio de las ruinas, que se desplaza y va, como una nube que huele a cloroformo, de un herido a otro herido, de una cama a otra cama, empujando al hedor que nos asfixia.

Lenta como lo que no ocurre. Ajena como lo que no llega. Extraña presencia que se mueve como se movería alguien tallado en mármol, al que un desperezarse de los músculos le permitiera abusar de tiempos que los otros no tienen.

En las literas, todos la esperamos con los ojos febriles y el dolor que huele como todo a carne destrozada y descompuesta, a bocado animal olvidado delante de las moscas que desovan en él.

Irena es la ejecución de un movimiento con sedantes, enlentecido hasta la insensatez. Parece que su vocación sanadora fuera la inexplicable detención del tiempo.

Irena es, con los ojos pasivos y lejanos, el único gesto compasivo que se detiene en cada frente humana bajo este roto hospital que se derrumba.


(De: La muerte desde el páramo - ed. 2012)



4 comentarios:

  1. (...)se mueve como se movería alguien tallado en mármol, al que un desperezarse de los músculos le permitiera abusar de tiempos que los otros no tienen.
    ¿Cómo se hace para nombrar con tanto vuelo lírico la ausencia absoluta de amor?
    Sos un cronista mayor, chango.
    El que ve más allá.
    El que advierte los ángeles entre nosotros.
    Abrazo, varón.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, tucu. Trato de contar la vida, nada más. Y ya ves, la vida ocurre. Lo que pasa es que yo desde que nací quise ser escritor. Y siempre digo: Un escritor es un hombre que escribe lo que le pasa a todos los hombres.

    Shabat shalom...casi un albur hoy.

    ResponderEliminar
  3. Me enamoré de esa imagen, de esa mirada sin boca, del colchón, de esa arqueta y esas paredes con tuberías de agua en el techo abrazadas con no sé ni qué para que no goteen. Casi a punto de romper, casi al borde de la muerte. Me enamoré de la imagen. Me enamoré de Irena.
    También estoy segura de que "La muerte desde el Páramo" me gustará.
    Un beso para Irena, la mujer que abraza con sus ojos y otro para Gavrí, el chico que abraza con sus palabras.

    ResponderEliminar
  4. Esos son los sótanos de un convento que hubo que transformar en hospital.

    Sé que ese libro te va a gustar. Es uno de los libros en español que más me gusta.

    Lehitraot Euria

    ResponderEliminar

Chocolate bombón

Participan en este sitio sólo escasas mentes amplias

En tu cuarto hay un pájaro (de Pájaros de Ionit)

Un video de Mirella Santoro

SER ISRAELÍ ES UN ORGULLO, JAMÁS UNA VERGÜENZA

Sencillamente saber lo que se es. Sencillamente saber lo que se hace. A pesar del mundo, saber lo que se es y saber lo que se hace, en el orgullo del silencio.

Valor de la palabra

Hombres dignos se buscan. Por favor, dar un paso adelante.

No a mi costado. En mí.

Poema de Morgana de Palacios - Videomontaje de Isabel Reyes

Historia viva - ¿Tanto van a chillar por un spot publicitario?

Las Malvinas fueron, son y serán argentinas mientras haya un argentino para nombrarlas.
El hundimiento del buque escuela Crucero Ara General Belgrano, fue un crimen de guerra que aún continúa sin condena.

Porque la buena amistad también es amor.

Asombro de lo sombrío

Memoria AMIA

Sólo el amor - Silvio Rodríguez

Aves migrantes

Registrados... y publicados, además.

Safe Creative #1006060192036

Todos los derechos están reservados

Safe Creative #1209172351784

Feria del Libro de Jerusalem - 2013

Feria del Libro de Jerusalem - 2013
Café literario - Centro de convenciones de Jerusalem

Acto de fe

Necesito perdonar a los que te odiaron y ofendieron a vos. Ya cargo demasiado odio contra los que dijeron que me amaban a mí.

Irse muriendo (lástima que el reportaje sea de Víctor Hugo Morales)

Hubo algo de eso de quedarse petrificado, cuando vi este video. Así, petrificado como en las películas en las que el protagonista se mira al espejo y aparece otro, que también es él o un calco de él o él es ese otro al que mira y lo mira, en un espejo que no tiene vueltas. Y realmente me agarré tal trauma de verme ahí a los dieciseis años, con la cara de otro que repetía lo que yo dije tal y como yo lo dije cuarenta años antes, que me superó el ataque de sollozos de esos que uno no mide. Cómo habrá sido, que mi asistente entró corriendo asustado, preguntándome si estaba teniendo un infarto. A mi edad, haber sido ese pendejo y ser este hombre, es un descubrimiento pavoroso, porque sé, fehacientemente, que morí en alguna parte del trayecto.

Poema 2



"Empapado de abejas
en el viento asediado de vacío
vivo como una rama,
y en medio de enemigos sonrientes
mis manos tejen la leyenda,
crean el mundo espléndido,
esa vela tendida."

Julio Cortázar

Mis viejos libros, cuando usaba otro seudónimo y ganaba concursos.

Mis viejos libros, cuando usaba otro seudónimo y ganaba concursos.
edición bilingüe 1a. edición