De las cartas cerradas y otras incoherencias (toma IX)


Cheers by Jonko Dy
Tannat

Dejo caer el Tannat.

Dentro de la copa que bajé a pedir a la barra del under, lo observo como una cascada de ideas intensas que produce un tumulto.

Enciende todo un bosque en mi nariz y arde sobre mi lengua con un picor difuso, metálico, lleno de estrechez.

No es expansivo.

El sabor se me antoja el sexo de una mujer virgen que se dilata despaciosamente mientras la sensación de penetrar trepa por mí.

Desoriento los ojos. Busco climas.

Hay también en este lugar quieto un resplandor que más que un resplandor parece algo que gime. La luz de la lámpara sobre el escritorio mientras lucha con la frialdad fosforescente del monitor, va agonizando.

Dos luces contrapuestas –en este raro momento de las guardias– batallan, se sublevan, pelean en el vino que sostengo dentro del charco de mi oscuridad.

Bebo todo ese mundo como bebo mi vida. Sé que el precio del sabor no tiene precio.

Estoy tranquilo como un árbol viejo que se ha acostumbrado a tener sed.

(De: Poiesis)



2 comentarios

Chocolate bombón