Apendicitis crónicas (las páginas colgantes)

Teoría de la prosa -irresponsabilidad del verso -imaginación del ensayo -incertidumbre de la reflexión

De las cartas cerradas y otras incoherencias (toma XII)


Ductilidad del ruego


Cojeabas por tu lado de llorar
(Luis Alberto Crespo)


Esa perseverancia dócil en antiguos rituales te hace igual que un hogar.

Yo, que no sé de hogares y ando de cueva en cueva escapando de mí, mordiéndome la sombra en las paredes y las manos tiznadas con todos los silencios de los que es capaz mi lengua amarga, camino en tu jardín involuntario.


Hay estatuas de piedra, fuentes, árboles, muchos bancos vacíos con pequeños fantasmas sentados que no escapan.


Nieva en tu rosedal de fotos viejas colgando en los rincones de la amplia galería por la que un río de hojas rasga, como un borde con alas, los oídos.


Tiembla en tu rosedal la impertinencia de mis ojos secos que no encuentran la lágrima con qué mojar tu espacio. Porque yo me he quedado sin lágrimas de miedo y tengo un dolor parco y retorcido como una higuera adusta.


Plántame en la mitad del rododendro como a un viejo castaño en el otoño.


Viajo a pie por la pena igual que un niño y a veces, antes del sol, me acurruco a tus pies como un mendigo que encontró un soportal para hacer noche.


No pìdo primavera. Solo riego.


(De: Poiesis)



Imagen: The arm by Recep Gulec




12 comentarios:

  1. qué triste es sentirse así, tan ajeno... tan como un cuervo... pero hay un lugar para todos en este grandísimo circo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad hay un lugar en el corazón de la persona a la que le hablo en este texto. Un lugar que tiene mucho de metafísico.

      Gracias por acercarte

      Eliminar
  2. Siempre me impresiona la ductilidad de tus palabras. Se acomodan, sin estridencias y desgranan, como las cuentas de un rosario, los estadios
    del alma, y calan cada vez más hondo en su caverna.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es la fluidez que te otorga la necesidad de escribir. Las palabras se transforman en una alfaguara y salen, como un cauce de agua que se filtra por todos los resquicios. El agua es un elemento imposible de ser contenido por el hombre.

      Gracias por tu constancia, Mirel.

      Eliminar
  3. Me fascinó esa tristeza con las raíces arrancadas como a la deriva porque el camino y avanzar. Hacía que no dejaba huella. Pero no me he resistido a parpadear y no virar la vista de tus viajes al dentro, como lo arramado.
    Siento a veces que leerte es cortar algo de lo que cargan los ojos, para mirar mejor por las pupilas que viseccionas.
    Y una perturbadora música. Un sueño.
    Como si alguna vez, haber conocido a un extraño. Un día de lluvia. De no queda vida para mañana.

    Un abrazo y placer enmaldecerse de tu tinta.

    ResponderEliminar
  4. Hola Berenice. Siempre digo que escribir nos exorciza de nosotros mismos. Vos eso lo sabés bien. Andamos por el mundo con nuestros diablos en los ojos y en la lengua y tratamos de sacudirnoslos a puro golpe de letra.

    La soledad íntima es imposible que alguien te la ocupe. Es algo con lo que se nace y uno anda así, solo, haciéndose espacio momentáneo en lugares hermosos, porque hay ciertos corazones que son como glorietas o galerías mágicas: no llovemos ahí y además, hasta hay flores.

    Pero salimos de ahí otra vez al mundo y seguimos siendo eso que llueve y está sembrado de esqueletos secos.

    Me gusta verte de vez en cuando por acá. Somos esos extraños y solos que comparten a Ducharmé cada vez que se hablan.

    ResponderEliminar
  5. Hay una enorme complejidad en estas construcciones. Solamente en Saramago había encontrado esta rareza de ir a paso liviano por caminos de todo obstáculo. Me quedo con ganas de escribir así.
    Una escuela lo suyo, lectoescritor.
    Abrazo.
    Oscar.

    ResponderEliminar
  6. Sea agradece, tucu. Vos sos un lector y crítico de enjundia, así que estoy intentando que no se me reviente la ropa con el ego, tipo Hulk.
    Juaaaaaaaaaaaaaaaaasssss. Que ya el ego es una cosa que tengo muy olvidada, como los premios y todas esas cosas de tiempos pretéritos que no recuerdo ni menciono.

    Pero es bueno saber que es esa la sensación que te produce el texto. Para mí, una crítica así, es referencial. Uno también precisa que de tanto en tanto, alguien le diga donde está parado y si sigue haciendo las cosas bien o ya se le pudrió la momia.

    Jag Pesaj sameaj.

    ResponderEliminar
  7. Impresiona tu manera de escribir,Gavrí. Particularmente este texto me ha llegado muy profundamente. Siempre te leo aunque pocas veces deje huella...

    ResponderEliminar
  8. Gracias, Ana.

    Ya que me digas que siempre leés para este escritor es importante. Que haya lectores consecuentes con este tipo de literatura es de agradecer. Uno regresa a leer sólo lo que le interesa o le despierta alguna cosa adentro.

    Shalom

    ResponderEliminar

  9. Plántame en la mitad del rododendro como a un viejo castaño en el otoño!!que ruego tan profundo señor!devastador pero maravilloso

    ResponderEliminar

Chocolate bombón

Participan en este sitio sólo escasas mentes amplias

En tu cuarto hay un pájaro (de Pájaros de Ionit)

Un video de Mirella Santoro

SER ISRAELÍ ES UN ORGULLO, JAMÁS UNA VERGÜENZA

Sencillamente saber lo que se es. Sencillamente saber lo que se hace. A pesar del mundo, saber lo que se es y saber lo que se hace, en el orgullo del silencio.

Valor de la palabra

Hombres dignos se buscan. Por favor, dar un paso adelante.

No a mi costado. En mí.

Poema de Morgana de Palacios - Videomontaje de Isabel Reyes

Historia viva - ¿Tanto van a chillar por un spot publicitario?

Las Malvinas fueron, son y serán argentinas mientras haya un argentino para nombrarlas.
El hundimiento del buque escuela Crucero Ara General Belgrano, fue un crimen de guerra que aún continúa sin condena.

Porque la buena amistad también es amor.

Asombro de lo sombrío

Memoria AMIA

Sólo el amor - Silvio Rodríguez

Aves migrantes

Registrados... y publicados, además.

Safe Creative #1006060192036

Todos los derechos están reservados

Safe Creative #1209172351784

Feria del Libro de Jerusalem - 2013

Feria del Libro de Jerusalem - 2013
Café literario - Centro de convenciones de Jerusalem

Acto de fe

Necesito perdonar a los que te odiaron y ofendieron a vos. Ya cargo demasiado odio contra los que dijeron que me amaban a mí.

Irse muriendo (lástima que el reportaje sea de Víctor Hugo Morales)

Hubo algo de eso de quedarse petrificado, cuando vi este video. Así, petrificado como en las películas en las que el protagonista se mira al espejo y aparece otro, que también es él o un calco de él o él es ese otro al que mira y lo mira, en un espejo que no tiene vueltas. Y realmente me agarré tal trauma de verme ahí a los dieciseis años, con la cara de otro que repetía lo que yo dije tal y como yo lo dije cuarenta años antes, que me superó el ataque de sollozos de esos que uno no mide. Cómo habrá sido, que mi asistente entró corriendo asustado, preguntándome si estaba teniendo un infarto. A mi edad, haber sido ese pendejo y ser este hombre, es un descubrimiento pavoroso, porque sé, fehacientemente, que morí en alguna parte del trayecto.

Poema 2



"Empapado de abejas
en el viento asediado de vacío
vivo como una rama,
y en medio de enemigos sonrientes
mis manos tejen la leyenda,
crean el mundo espléndido,
esa vela tendida."

Julio Cortázar

Mis viejos libros, cuando usaba otro seudónimo y ganaba concursos.

Mis viejos libros, cuando usaba otro seudónimo y ganaba concursos.
edición bilingüe 1a. edición