Apendicitis crónicas (las páginas colgantes)

Teoría de la prosa -irresponsabilidad del verso -imaginación del ensayo -incertidumbre de la reflexión

Final abierto


                          .

Llueve en un exterior que no respeto, que no conozco, al que no adhiero, al que desprecio, del que quisiera huir y al que, sin embargo, estoy encadenado en la derrota

Llueve. Profundamente llueve una irrisoria vastedad de charcos de agua y sangre, mezclados en un asfalto triste, innavegable.

El aire se ha hecho sórdido, con voz de campanario derruido y hay una opalescencia neblinosa que dibuja extrañas pantomimas en los focos de luz.

No se ve nada más que niebla y agua palpitando con una torpe arritmia en este momento por el que camino una calle que brilla como cualquier ataúd recién lustrado.

Llueve de manera otoñal sobre una vida que declina en silencio y se desvasta, franca y descorazonadoramente se desvasta, exenta de esperanza.

Hay niños en la calle. Hay mujeres con niños en la calle. Hay hombres y mujeres con niños en la calle, que se pierden en agujeros húmedos, como figuras que desaparecen del orden de las cosas.

La soledad se vuelve un raro agravio, mas no para mí, que soy un extranjero en una ciudad anecdótica e inventadamente cosmopolita for export, pero que en realidad expulsa todo lo que se le acerca o lo vuelve -de pronto- miserable.

Es una vida con final abierto, como una carta con final abierto, como un relato con final abierto, como tus ojos de final abierto que tratan de leer en mi boca cerrada, de qué se trata mi última amargura.


(De: Psicoámbitos)



10 comentarios:

  1. Hoy llovió todo el día y en los charcos de las veredas hundidas no bailó la luz del arcoíris... ya no hay arcoíris en el cemento. Al cielo lo tapan las torres y las antenas. Y hoy la persistencia de la lluvia.
    También me sentí descorazonada mientras intentaba que los paraguas ajenos y absortos, no me sacaran un ojo, mientras esquivaba baldosas flojas.
    Agua y niebla, como decís, todo el día, es el otoño, otra estación de la vida. Y quién no es extranjero en esta ciudad, donde nadie ya se mira a la cara, ni digamos a los ojos.
    Todavía la amargura no me salpicó con su barro agrio, pero sí una tristeza cansada, gris y húmeda como la lluvia.
    Buen Shabat

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, Mirel, lo que se dice un día de mierda en una ciudad de mierda que solamente tiene visos de empeorar y empeorar. Nos vamos volviendo agresivos, barrosos, casi intransitables como personas.

      Todâ

      Eliminar
  2. Hoy amaneció gris
    no supe si era el cielo o el reflejo de mi alma
    que con enorme desatino se aferra
    a no dejar que el sol se asome.

    Hoy me levanté temprano
    no supe si lo necesitaba o fue producto de mi insomnio
    que con inusitada intransigencia se aferra
    a no dejar que mis noches sean de sueños.

    Hoy las calles estaban mojadas
    no supe si fue la lluvia o mi llanto… ese llanto
    que pegado a mí desde hace meses se aferra
    a no dejar que mis horas tengan paz.

    Hoy desperté
    sin olfato
    sin tacto
    sin oído
    sin gusto
    sin deseos
    sin paciencia
    sin convicciones
    sin ganas
    Hoy soy uno más que siente menos…

    Pero mañana será otro día
    De seguro amanecerá muy claro
    Porque será mi alma la que brille.
    Y estoy seguro que eso te molestará
    porque te has creído siempre
    que eres ese sol sin el cual yo nunca brillaría.

    Mañana me levantaré temprano.
    Más temprano que nunca,
    y no será producto de otro insomnio. ¡No!
    Porque de seguro hoy he de soñar lindo
    dejando atrás
    todo aquello que hace daño.

    .Mañana despertaré
    con olfato
    con tacto
    con oído
    con gusto
    con deseos
    con paciencia
    con convicciones
    con ganas...

    Y de seguro seré uno más que sienta más.

    LA LLUVIA SIEMPRE NOS DA COSAS QUE ESCRIBIR.
    SOLO QUIERO DECIRTE QUE TU PROSA ES EN EXCESO EXQUISITA

    UN ABRAZO
    CARLOS

    ResponderEliminar
  3. Buen poema, Carlos, que empieza desolado y se transforma en un grito de esperanza.

    Gracias por compartirlo conmigo y por el concepto que dejás sobre mi escrito.

    Lehit

    ResponderEliminar
  4. se siente la lluvia, un quebranto extranjero cuando ya no hay ciudades que puedan decirse nuestras, inacabables, como esa boca cerrada, haciendo heridas en un mapa, un mapa cualquiera que una noche tuvo el deseo de morir en los zapatos o era sólo esa lluvia

    me encantó, como siempre leerte, viajar, por tu cuaderno léolo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La vida tiene un final abierto ¿o no? Sólo sabemos que termina, pero no cómo, Berenice.

      Qué bueno verte viajando conmigo.

      Bôker tov

      Eliminar
  5. Qué buen poema te deja Carlos, y es que, ya te lo dije, tienes la facultad de hacernos sentir todo lo que pasa por tus ojos, por tu cabeza, por tu emoción.
    Sentir, con todo lo que implica de sensorialidad. Tela marinera, decimos por aquí.

    Tresdoses.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, muy buen poema. Esas cosas que suceden, como el arrebato, son muy buenas, muy sanas. Creo que a todos alguna vez nos sucede eso de que leemos algo y nos surge la necesidad de escribir.

      Gracias por venir, negrita.

      Lehitraot

      Eliminar
  6. ...cómo figuras que desaparecen del orden de las cosas...contundente ,por tu voz siento hasta sus gemidos,tanto te has mimetizado en ese mundo que es,debe ser ,será alguna vez Nuestro de todos,ojalá,abrazo escritor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es el mundo del deber. Y en el mundo del deber, se debe hacer lo que se debe que no siempre concuerda con lo que se quiere.

      Es lo paradojal del asunto.

      Lehitraot

      Eliminar

Participan en este sitio sólo escasas mentes amplias

Chocolate bombón

En tu cuarto hay un pájaro (de Pájaros de Ionit)

Un video de Mirella Santoro

SER ISRAELÍ ES UN ORGULLO, JAMÁS UNA VERGÜENZA

Sencillamente saber lo que se es. Sencillamente saber lo que se hace. A pesar del mundo, saber lo que se es y saber lo que se hace, en el orgullo del silencio.

Valor de la palabra

Hombres dignos se buscan. Por favor, dar un paso adelante.

No a mi costado. En mí.

Poema de Morgana de Palacios - Videomontaje de Isabel Reyes

Historia viva - ¿Tanto van a chillar por un spot publicitario?

Las Malvinas fueron, son y serán argentinas mientras haya un argentino para nombrarlas.
El hundimiento del buque escuela Crucero Ara General Belgrano, fue un crimen de guerra que aún continúa sin condena.

Porque la buena amistad también es amor.

Asombro de lo sombrío

Memoria AMIA

Sólo el amor - Silvio Rodríguez

Aves migrantes

Registrados... y publicados, además.

Safe Creative #1006060192036

Todos los derechos están reservados

Safe Creative #1209172351784

Feria del Libro de Jerusalem - 2013

Feria del Libro de Jerusalem - 2013
Café literario - Centro de convenciones de Jerusalem

Acto de fe

Necesito perdonar a los que te odiaron y ofendieron a vos. Ya cargo demasiado odio contra los que dijeron que me amaban a mí.

Irse muriendo (lástima que el reportaje sea de Víctor Hugo Morales)

Hubo algo de eso de quedarse petrificado, cuando vi este video. Así, petrificado como en las películas en las que el protagonista se mira al espejo y aparece otro, que también es él o un calco de él o él es ese otro al que mira y lo mira, en un espejo que no tiene vueltas. Y realmente me agarré tal trauma de verme ahí a los dieciseis años, con la cara de otro que repetía lo que yo dije tal y como yo lo dije cuarenta años antes, que me superó el ataque de sollozos de esos que uno no mide. Cómo habrá sido, que mi asistente entró corriendo asustado, preguntándome si estaba teniendo un infarto. A mi edad, haber sido ese pendejo y ser este hombre, es un descubrimiento pavoroso, porque sé, fehacientemente, que morí en alguna parte del trayecto.

Poema 2



"Empapado de abejas
en el viento asediado de vacío
vivo como una rama,
y en medio de enemigos sonrientes
mis manos tejen la leyenda,
crean el mundo espléndido,
esa vela tendida."

Julio Cortázar

Mis viejos libros, cuando usaba otro seudónimo y ganaba concursos.

Mis viejos libros, cuando usaba otro seudónimo y ganaba concursos.
edición bilingüe 1a. edición