Apendicitis crónicas (las páginas colgantes)

Teoría de la prosa -irresponsabilidad del verso -imaginación del ensayo -incertidumbre de la reflexión

La palabra a(r)mada 18ª





Yo soy mi libertad. 

A esta grotesca altura de mi vida, yo soy mi libertad y se me da la gana este ser libre.

 Son las resultas de mirar la muerte: no deberse, cortar, ser el ajeno, y como siempre, evitar esa morbosa brutalidad del vínculo que nos obliga a no morirnos ni aunque tengamos ganas.

Escucho a Salif Keita como escucho mi sangre, plausible de contradicciones, mientras leo a un soberbio pelotudo que cimenta su pálida soberbia en quedar bien con todo el que camina, sin ser capaz de ejercer un mínimo de pensamiento crítico. 

El ego es poderoso igual que es poderosa la necesidad de ser reconocido.
Pero los hombres se reconocen por sus buenas obras. 

Y las buenas obras (para darse por tales) tienen que llevar en sí implícita la verdad. 

La mentira piadosa jamás deja de ser una mentira. 

Pero bueno, hay gente que en las postrimerías de su ego, lucha por conservar sus 3000 acólitos y no decir nunca la verdad. Típica burla. O típico menosprecio del otro, al que se es incapaz de señalársele una coma mal puesta.

Por supuesto que el manejo del ego ajeno "también" es un estudio de diván. 

Usar el diván para conservar el ego propio ¿tiene mérito? Y bueno, hacer felices tres o cuatro pacientes que se sienten el Gabo sin tener la capacidad hipocrática de decirles “che…no sos el Gabo ni sos Alejo ni Mario ni Pablo ni vos mismo todavía…bajá un cambio que todavía te falta una vuelta de tuerca” es para pocos. 

Yo no me atendería con un psiquiatra que no me llame al orden. Y como no llamar al orden es parte de la siquiatría (porque lo de la siquiatría son las pildoritas, indepedientemente de cuál sea el orden), no me atiendo con otros siquiatras que no sean la vida y mi autocrítica que me llevan (antipáticamente) a ser crítico primero conmigo y con mi ego y luego con el entorno fláccido que juega a rodearme de halagos que nunca me estimulan.

La lucha verdadera es no mentir.

Pero hay gente que muere si no le llueve la caricia piadosa de una mentira ilógica.

Nunca pensé que internet podría enseñarme tanto sobre la desordenada miseria de los egos humanos. Al final es lo mismo, pero nadie se mira a los ojos, por lo tanto, es lo mismo, pero con muchísima mayor impunidad.

En el fondo de sí, toda situación armada resulta generosa y se ven los valores naturales que internet ha terminado por borrar en una buena cantidad de sus usuarios porque la impunidad a ultranza hace que se engorden los egos a costa de negar las miserias.

La situación armada es en sí miserable. Es el hombre y su muerte. Y se ejerce igual de los dos lados esa furiosa dicotomía que tiene toda verdad que gritan dos campanas.

En internet, sencillamente apagás el monitor. El bien y el mal no existen. Son una ficción más de la net. Todo es una plausible fantasía que alimenta el bienestar momentaneo (que por supuesto es diametralmente diferente del "bien común") de ser libre e impunemente feliz y que además te digan que ¡qué bien!

Será que me he cansado de las farsas.


16 comentarios:

  1. Hay que desangrarse en la creencia, sí, luchar lo verdadero aunque sea sin piedad, ser autoconfesión, correcional de las mentiras, remedio de uno mismo convencido sin que te digan "bien", el desa(r)me de la farsa.

    Porque ser libre no es un acto de fe, es un soy yo como me da la gana.


    Gracias por tu enseñanza, Cordobés.


    Abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Bueno Manolito, por hablar que no quede, que yo si me callo la boca, reviento. Uno termina siendo el antipático del cuento por amar realmente lo que hace y defenderlo contra tantas bastardeada. No digo que otros no lo amen con igual intensidad, porque yo hablo de la defensa de lo amado, no del sentimiento de amar.

    Y si algo aprendí para mi fortuna, es la crítica (auto y ajena) porque pudiendo hacer las cosas bien ¿para qué vas a permitirte el más o menos ¿no?

    Ya veo que se me nota que volví cruzado. Suerte que ya me vuelvo a ir y desfogo por ahí.

    Lehit

    ResponderEliminar
  3. Bueno, bueno... creo que en 536 palabras has dicho una verdad inmensa aunque muchos la tomen muy agresivas. En esto de los blogs vas conociendo a los lectores. hay lectores fieles, que leen, analizan y comentan con criterio, con crítica, con humildad.
    hay otros que no leen y cometan para que pasen por su blog... y ves el clásico comentario: hermoso relato, me ha encantado.
    Pero no te lo tomes tan a pecho... creo que sin animo de exaltar tu ego, te digo que eres grande, como persona, como escritor y como crítico... y no lo digo para que pases por mi blog y seas un lector cautivo, sino porque toda esa experiencia de vida que has vivido (valga la redundancia) te hace ver las cosas con los pies en la tierra...
    un abrazo
    carlos (sin ego)

    ResponderEliminar
  4. Yo lo que me tomo a pecho, Carlos, es la falta de criterio que se usa no en esos lectores que mencionás, que buscan lectores cautivos, sino en algunos otros que tampoco se la juegan cuando realmente están viendo errores (o quizás también busquen tener lectores cautivos y les fascinen sus 400 comentarios de ¡qué lindo! y además, los hagan valer a la hora de escuchar una crítica como si tuvieran peso propio, cuando en realidad lo único que uno lee es: favor con favor se paga).

    Me refiero a que si vos ves que un tipo tiene muy buenas ideas (por ejemplo tu caso en el relato de Don Cayetano, que empieza joya, con algunos detalles a pulir pero nada importante -hablo de cuando describís el boliche y eso, puro realismo mágico-) y el relato se le empieza a caer porque no las termina de desarrollar o porque se le pone obvio o porque el final es un número puesto o porque no supo darle totalmente el pulido, callarse eso (si te largaste a comentarlo) es engañar al tipo, hacerle creer que está bien cuando no es así y fomentarle la creencia de que no le falta camino. Le estás haciendo un mal. Le estás entorpeciendo su crecimiento como autor.

    Eso es muy dañino, Carlos, porque el tipo se mete en un concurso y se estrola porque realmente, a menos que sea amigo del jurado (que es lo más común y por eso hay tanto bodrio que camina) la preselección le tira el texto o el poema al cesto.

    O sea, como yo tengo esta visión del asunto, tengo una visión antipática o como vos decís "agresiva", pero en realidad lo que trato de exponer es que estás jugando con la ilusión de alguien, le estás haciendo creer que escribe de puta madre, cuando en realidad no todavía. Y eso me jode ¿me captás? Me jode muchísimo la hipocresía y la tendencia a quedar bien, cuando en realidad estás haciendo un daño. Y lo peor es que el tipo que recibe ese comentario de ¡pero qué bueno y tal y tal! se lo cree.

    Yo por ejemplo comentarios de favor no le hago a nadie. Trato de ser honesto con este pensamiento que te expreso y lo plasmo, a pesar de la antipatía que puedo generar y que de hecho genero, pero bueno, no me jode tanto el papel del "maldito" como me jode que no ayuden a un tipo que se ve que tiene talento pero no se le ordena del todo, a que se le ordene ese talento y brille en su máximo esplendor.

    Ya sé que internet no es lo mío. Lo tengo absolutamente claro, pero como yo sí soy lo mío, creo que voy a morir en mis trece del antipático del cuento.

    Si algo no tengo yo escribiendo, es ego. Lo que quiero es no llevarme a la tumba todo lo que sé y ayudar a alguien a que se le acorte el camino, nada más, si eso fuera posible.

    Imaginate que no es difícil entrar en el juego. Te dedicás a pasear por todos los blogs poniendo el huevo de qué lindo y te van a venir a poner el mismo huevo, porque de eso se trata y así cosechás 3000 seguidores que digan que "lo tuyo es lo más y que sos el mejor escritor del mundo", pero yo escribo en un blog para otra cosa, no para eso. Y a mis libros también (a pesar de la buena crítica) los escribo para otra cosa que se llama "testimonio".

    Bueno, no te aburro más y agradezco tus palabras, compañero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me aburres compañero, al contrario, sabes que paso por aquí aunque no me comentes. No busco comentarios. Mas me gustan los que tu haces, pues enseñan.
      Simplemente estoy de acuerdo con vos.
      A veces no critico tan fuerte, porque no me siento lo realmente capaz para hacerlo.
      a veces cuando veo una mierda escrita, prefiero no comentarla.

      un abrazo amigo...
      carlos

      Eliminar
  5. Es cierto eso de la gran miseria de los egos humanos. Pero no sólo en Internet, también hay mucho ego engrandecido en la vida real. Y también hay escritores reconocidos que han sido muy ególatras. En mi caso no tengo pretensiones literarias, pero creo saber el lugar que debe ocupar el ego. Porque cuando una se pasa unos años limpiando los baños en casa, siempre la misma persona (mi ego) y no se le permite salir a jugar a balonmano (era la capitana, qué penita me da cuando lo pienso), el ego se te va labrando, y ya cuando se decide comprar el lavavajillas en esa misma casa, justo el día que te fuiste para siempre, pues el ego te queda donde tiene que quedarte. Ni más ni menos. Aunque es cierto, en mi opinión, que hay una diferencia enorme entre un escritor que además tiene un blog, y un bloguero que a veces escribe, eso se ve en un golpe de lectura, sin engaños, porque se ve a la legua. Se ve el amor a las palabras en el escritor y el respeto a la literatura. Y también se percibe su capacidad para hacer y aceptar críticas. Pero no te hagas mala sangre, Gavrí, que es muy malo para la salud. Se ponen los nervios en el estómago y total por nada. Sospecho que te sale a veces el tesón de profesor ¿Verdad? Pero eres encantador, sí señor, encantador además de saber escribir, así que sácate ya el complejo ese de antipático. Eso tampoco ayuda.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, me sale el tesón del tipo aquel que se partía la crisma en la escuela de la villa. Igual, tengo tesón para rato. Eso no se me agota.
      Y el ego me lo bajó la vida a gomerazos desde que me parió mi madre y se puede andar sin ego perfectamente. Lo que no se puede andar es sin convicciones.
      Y lo que hago, creo, es exponer mis convicciones y como soy calentón y vehemente a la hora de ponerlas a jugar y ya de viejo sé que son esas y no me las mueven sencillo de lugar, suenan expuestas como suenan, que parece que se me corta la hiel, pero no, no te preocupes, también aprendí a hacerme mala sangre solamente en situaciones extremas que sé que debo y no puedo solucionar. La mala sangre me la dejo para esa clase de sismos.

      Todâ rabâ, delet

      Eliminar
  6. Esto de los comentarios es todo un tema. Y lo de los seguidores, otro.
    Justamente hoy estaba pensando un post para darle la "bienvenida" a todos esos que se te ponen en la lista y nunca te dejan mensaje ni vuelven a aparecer. De los idiomas y de los palos más dispares.
    Como reconozco mis limitaciones, no soy de hacer críticas en mis comentarios. A veces he hecho sugerencias, en algún caso las aceptaron, la mayoría no respondió y unos cuantos no pasaron más por mi blog, cosa que me tiene sin cuidado.
    Me gusta que me comenten, no porque me crea todos los elogios, sino porque me interesa conocer aspectos de la gente, porque en los comentarios (y me incluyo), se termina hablando de cosas que nos pasan o se emiten opiniones que no tienen que ver con lo literario, como se esperaría, sino con algo más personal.
    Yo lo que veo es que la mayoría escribe por una necesidad de expresión, por soledad, muchos para mostrarse y acumular seguidores, como decías, muy pocos porque realmente aman la literaratura y les interese perfeccionarse.
    Hay un montón que se llaman a sí mismos poetas, escritores y vas y leés y sentís que no pasa nada. No me caliento y sigo de largo.
    Fijate que me han llamado escritora a mí tambien, sonrío para mis adentros y ya no doy más explicaciones. Por ejemplo Google+ me parece un espanto, hacés + y te quedás lo más campante ni tuviste que decir nada y el otro chocho.
    Tampoco sé si permaneceré mucho tiempo en la red. Por ahora me sirve y aprendo. La verdad aprendí un montón sobre el ser humano sentada en mi casita.
    Muchos saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que la respuesta a lo tuyo, Mirel, es lo que dice Euria en la suya: Está el que es escritor y tiene "además" un blog y el que es bloggero y de vez en cuando escribe, porque no nos olvidemos que todo pasa por un intercambio social, igual que google+ es una red social y esto de los seguidores y ponerte a charlar sobre tus cosas, también. Cuando me ponen + en un texto, sacando determinadas personas que sé que leen, yo me imagino que si realmente los que me ponen el + leyeran lo que "masean" no lo pondrian ni locos.

      O sea, cada quien le da el empleo que considera oportuno a su menester, pero yo no andaría por ahí diciendo que soy médico porque a pesar de que siempre ando con Médicos sin Fronteras, lo que soy es soldado. Yo entiendo perfectamente que alguien escriba por una necesidad de expresión y me parece joya que lo haga, pero partamos de la base en que su mettier es ese, no ser escritor. O sea, yo puedo ayudar a un médico en un hospital de sangre porque no hay nadie más para tenerle las pinzas, pero eso no me hace médico, me hace el tipo que ayuda al médico.

      Cuando veo que alguien escribe bien, se lo digo. Siempre se lo digo. Vos sos el ejemplo que no me deja mentir. Cuando te he visto cosas perfectibles, te las dije también, porque noto un cuidado por la palabra y aunque no quieras ser escritora "profesional", tu cuidado por la palabra y tu arquitectura narrativa, tienen los condimentos que hacen al buen hacer literario. Sin perfeccionar, pero los tienen.

      Y además tenés algo fundamental: tu implacable autocrítica.

      No me enrollo más, Mirel.

      Todâ

      Eliminar
  7. bueno,bueno!!!quizás sí en algunos,y quizás no en otros que conocés sus "viajes"y realmente lo sacan afuera,hay de todo,obvio el margen que queda a no no me gusta ,es un desastre!para mi,Gabriel,Rosario,etc,obvio vos escritor yo lectura,pero cada cuál....saludos (sabés te voy a mandar un día de estos ,unos delirios míos,y yo con mi falta de intelecto,pero mucha tripa,sentía eso en ese momento)y yo sí quiero que seas exacto,duro y sincero,no tienen ninguna pretensión jaja sólo quiero saber si estoy loca y sé que lo voy averiguar con lo que vos me digas,

    ResponderEliminar
  8. ahhh,y me parece genial que siempre digas,y normal que te hayan aburrido las farsas,tenés los testículos que en Uruguay le decimos huevos,pero queda feo,jeje,bien puestos,y a veces te los puso la vida a trompadas,sos ácido Akhenazi,en serio no tenés idea lo que valoro la sinceridad,así por bestial que sea,pero hay tanto que hacer en nuestros "metros cuadrados"que te vas a calentar...salut,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sería yo, Sarito, si no dijera lo que me sale de los huevos y que tanta gente piensa y se calla porque no es políticamente correcto plantear ciertos tipos de enfrentamiento.

      Algunos se preguntan ¿para qué decís todo eso, por la bola que te pueden llegar a dar? Yo no, no me pregunto para qué, sino que conozco el porqué de decirlo. No todo está bien porque la vox populi suplanta a la vox dei. Creo que hay mucho por mejorar y si todos, por comodidad, emparejamos para abajo, se pudrió la momia.

      Yo soy escritor y en este momento la industria libro papel está en colapso porque internet a contribuido a destruirla (y porque se destruyó a sí misma no buscando mejores horizontes que los que encontró en lo comercial).

      Igual, es chino básico para tanto ego suelto, lo que yo digo.

      Todâ rabâ

      Eliminar
  9. Es lo que no se une es tan verdadero que solo te consume el alma y te ahoga sin darte cuenta al sumerjirte en el puedes enredarte y no salir mas ....internet

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para no enredarse y sumergirse y ahogarse y que la araña te chupe todos los juguitos, está la responsabilidad humana para con uno mismo y para con los demás, creo yo.

      Uno es un individuo y aunque tenga actitud de masa, es un individuo, único e irrepetible, dentro de la masa general y por ello, debe ejercer de tal y no de masa.

      Nos vemos, Mayerli

      Eliminar
  10. ¡Enhorabuena, Gavri. ¡Eres único! Único e irrepetible.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si único e irrepetible (eso es una condición inherente a todos los seres humanos) pero por lo menos no soy de los que se mantienen políticamente correctos para quedar bien con Dios y con el Diablo.

      Y además, estoy convencido de las cosas que digo, porque cuando uno se hace viejo en ciertos oficios, aprende mucho de la verdad de las cosas y también de las ópticas de ver.

      Todâ rabâ

      Eliminar

Chocolate bombón

Participan en este sitio sólo escasas mentes amplias

En tu cuarto hay un pájaro (de Pájaros de Ionit)

Un video de Mirella Santoro

SER ISRAELÍ ES UN ORGULLO, JAMÁS UNA VERGÜENZA

Sencillamente saber lo que se es. Sencillamente saber lo que se hace. A pesar del mundo, saber lo que se es y saber lo que se hace, en el orgullo del silencio.

Valor de la palabra

Hombres dignos se buscan. Por favor, dar un paso adelante.

No a mi costado. En mí.

Poema de Morgana de Palacios - Videomontaje de Isabel Reyes

Historia viva - ¿Tanto van a chillar por un spot publicitario?

Las Malvinas fueron, son y serán argentinas mientras haya un argentino para nombrarlas.
El hundimiento del buque escuela Crucero Ara General Belgrano, fue un crimen de guerra que aún continúa sin condena.

Porque la buena amistad también es amor.

Asombro de lo sombrío

Memoria AMIA

Sólo el amor - Silvio Rodríguez

Aves migrantes

Registrados... y publicados, además.

Safe Creative #1006060192036

Todos los derechos están reservados

Safe Creative #1209172351784

Feria del Libro de Jerusalem - 2013

Feria del Libro de Jerusalem - 2013
Café literario - Centro de convenciones de Jerusalem

Acto de fe

Necesito perdonar a los que te odiaron y ofendieron a vos. Ya cargo demasiado odio contra los que dijeron que me amaban a mí.

Irse muriendo (lástima que el reportaje sea de Víctor Hugo Morales)

Hubo algo de eso de quedarse petrificado, cuando vi este video. Así, petrificado como en las películas en las que el protagonista se mira al espejo y aparece otro, que también es él o un calco de él o él es ese otro al que mira y lo mira, en un espejo que no tiene vueltas. Y realmente me agarré tal trauma de verme ahí a los dieciseis años, con la cara de otro que repetía lo que yo dije tal y como yo lo dije cuarenta años antes, que me superó el ataque de sollozos de esos que uno no mide. Cómo habrá sido, que mi asistente entró corriendo asustado, preguntándome si estaba teniendo un infarto. A mi edad, haber sido ese pendejo y ser este hombre, es un descubrimiento pavoroso, porque sé, fehacientemente, que morí en alguna parte del trayecto.

Poema 2



"Empapado de abejas
en el viento asediado de vacío
vivo como una rama,
y en medio de enemigos sonrientes
mis manos tejen la leyenda,
crean el mundo espléndido,
esa vela tendida."

Julio Cortázar

Mis viejos libros, cuando usaba otro seudónimo y ganaba concursos.

Mis viejos libros, cuando usaba otro seudónimo y ganaba concursos.
edición bilingüe 1a. edición