Apendicitis crónicas (las páginas colgantes)

TEORÍA DE LA PROSA - IRRESPONSABILIDAD DEL VERSO - IMAGINACIÓN DEL ENSAYO - INCERTIDUMBRE DE LA REFLEXIÓN

Historias que no tienen mansedumbre



"Esta rotunda soledad de bestia y este yugo y esta condición de titán que acaba arrodillado, me unen a la montaña como un sismo que intenta deshacerse despacio en un gemido.

La piedra que nos habla nos transforma en un grito, en una identidad, en un pedazo de su voz de piedra.

Somos sólo el reclamo de las cosas, la vanguardia que late acribillada en el dolor de un rostro mal tallado por el extraño escoplo de la vida.
La raíz yace afuera. Es esa cosa afuera, desterrada; ese árbol arterial al que han arrancado el corazón, la trama de la sangre, la existencia de la tenacidad."


—No escribas más…corramos.

El viento nos lastima con sus pájaros.



(De:Ius soli-El diario del Kurdistán)


16 comentarios:

  1. "La piedra que nos habla nos transforma en un grito": ¡Corramos! Pero también podría ser ¡amemos! ¡saltemos! y ante todo ¡VIVAMOS! con todas las raíces al descubierto. La soledad es ese entrecomillado, justico así, será por eso hay que gritarle a la vida, en en voz baja porque las verdades no necesitan estruendos.
    Pero ya después de correr, o de amar, saltar, etc... Escribe, o grita de nuevo en voz baja, mejor dicho, porque alguna ya tiene el síndrome de Estocolmo por haberse quedado atrapada en tus gritos...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que El Diario del Kurdistán nunca va a terminar de parecerse a una novela, porque son todos momentos anímicos, así como éste. Retratos mínimos de emociones y las emociones son alfaguaras, casi sin trama.

      La trama, en el fondo, siempre es la misma, pero en espacio tiempo, lo único que tengo presente de aquellos días, son improntas emocionales que se van desempolvando despacio, como quien empieza a recordar algunos sueños.

      Todâ rabâ

      Eliminar
  2. "Esta rotunda soledad de bestia y este yugo y esta condición de titán que acaba arrodillado, me unen a la montaña como un sismo que intenta deshacerse despacio en un gemido.
    QUÉ BARBAROOOOOOOOOOO
    ES DESTACABLE ESA CAPACIDAD DE DECIR EN POCAS LINEAS UN MILLÓN DE COSAS.
    ABRAZOS
    CARLOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todâ, Carlos.

      Ultimamente reniego mucho de mi poder de síntesis porque algunos textos me sumieron en casi un horror vacui en el que me encontré por demás de cómodo, como una exploración del español. El hebreo es un idioma más bien sintético, que acopla palabras y evita palabras dentro de las oraciones, entonces uno se acostumbra a ser más directo y a pensar más directamente incluso al escribir.

      De cualquier manera, nunca me gustó dilatarme inutilmente en un texto, porque creo que demasiada parafernalia no enriquece sino que empobrece la fuerza de las ideas. Todo tiene su equilibrio ¿no te parece?

      Shalom

      Eliminar
  3. Y lo que atrapa es esa interioridad que se desprende en cada imagen, que salta de un renglón a otro y acompaña al lector en esa travesía por la que nos conducís. Siempre a la espera de un poco más.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que en esta "frecuencia" en que lato el Kurdistán, lo que habla de mí es el hombre por el hombre mismo. El hombre íntimo, que escuchó y vio a todo ese pueblo y que estuvo codo a codo con esas personas, que como todos los despojados, tienen un mundo interno que resulta infinito, porque han tenido que hacerlo interno ya que el externo se les niega.

      Para aprender del hombre hay que caminarlo y escucharlo, Te aseguro que a buen entendedor, Mirel, le alcanzan pocas palabras para aprender los valores de la vida.

      Shalom

      Eliminar
  4. Me da hasta pudor comentarte porque cuando te leo siento que entro en campo sagrado, Gabriel. Sos un ser alado, sin dudas: mi fe en la humanidad divina me lo anuncia.

    Si supieras cómo me taladra esa emoción puesta en palabras tan elocuentes, una emoción tan dolorosa y gozosa al mismo tiempo, esa que me dice al oído en la vigilia y en los sueños, que cada vez se hacen más cortos y más intensos:

    "Somos sólo el reclamo de las cosas, la vanguardia que late acribillada en el dolor de un rostro mal tallado por el extraño escoplo de la vida.
    La raíz yace afuera. Es esa cosa afuera, desterrada; ese árbol arterial al que han arrancado el corazón, la trama de la sangre, la existencia de la tenacidad."

    Y por eso me dan ganas ya de dejar de escribir por pura vanidad, de salir corriendo porque me lastima el viento y me llaman los pájaros que me lastiman a mí tanto como a los enfermos abandonados, a los hambrientos, a los sedientos. Esos pájaros que me hieren en un gozoso dolor y me llaman a volar con ellos o a yacer con ellos desde el más profundo de todos los pétreos y humanos silencios.

    Yo te dejo un beso en las manos y en la frente, tal como aprendí a hacerlo de ellos y con ellos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo, María, que es como le digo a Mirel. Al no inventar la historia de los hombres ni intentar epatar con porno o hacer proselitismo, mis textos solamente son para lo que son: testimoniar.

      No intento tener cien mil acólitos. Intento que los tres que me lean entiendan de lo que estoy hablando, porque siempre estoy hablando de otros mundos que parece que no coexistieran en este.

      No invento porque se me da pésimo. Se me da bien escribir lo que veo, lo que hay, lo que siento que hay, lo que veo que hay. Y así, no preciso de cien adoradores que no entiendan.

      Preciso de cuatro tipos que lean y aprendan que existe el Kurdistán y que vayan a google a ver de qué mierda estoy hablando cuando hablo de los kurdos. Y lean, aunque sea por curiosidad, un poco de las múltiples injusticias que acribillan a otros hombres en este único planeta en el que todos convivimos.

      Si 3000 seguidores me siguieran diciendo que escribo como la puta madre, no me lo creería. Pero creo en una persona como vos que va más allá de la técnica mejor o peor que pueda tener yo a la hora expresiva, para leer lo que realmente quiero decir.

      Porque hablo de mis prójimos. No hablo de un sujeto que elucubra mi mente. Hablo de mi prójimo, del que estuvo ahí, aquel que olí y vi llorar y vi sufrir y maldecir y volver a llorar.

      Qué me importan los inventos y las elucubraciones. Yo no soy un "cuentero". Yo soy un testigo que para colmo, ve que el hombre sigue con los ojos atónitos con su propio ombligo, en vez de mirar el corazón de los que tiene enfrente.

      Será que hay guerra. Y que el hombre no cambia.

      Shalom

      Eliminar
  5. Tu ejemplo, no sólo como escritor que es un azar del destino, un don como dices en otra conversación que te he leído, tu ejemplo como persona, como ser humano es increíble. Para mí eso es más importante que colocar un verbo o un adjetivo con acierto. No es necesario que busques seguidores, ni el éxito, tú eres el éxito. Con toda mi admiración, un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Justamente, no busco seguidores. De eso se trataba el asunto que te pareció una actitud acre de mi parte. Lo que pasa es que los procesos íntimos son diferentes, creo yo. A mí me importa la veracidad, no lo políticamente correcto. Lo políticamente correcto es lo que tiene al mundo como está. Nadie se implica con su prójimo y no hay que pasar cien guerras como yo para llegar a esa conclusión. Solamente hay que pensarlo un rato y actuar en nuestro metro cuadrado.

    Ni éxito ni seguidores. Solamente busco rehacer relaciones interpersonales honestas y por eso reaccioné así en ese tema que compartiste. Porque en la medida que los hombres empiecen a mirar a los demás más allá de lo políticamente correcto, es cuando se volverá a gestionar el acto humano, porque el acto humano, amigo mío, no se basa en los porque sí.

    Y yo, desgraciadamente, no sé quedarme callado y por eso digo las cosas como las concibo y puedo resultar desagradable e hiriente, pero si analizamos la actitud, el porquesí es muchísimo más hiriente que cualquier cosa que yo pueda decir, porque refleja indiferencia, Alfredo y la indiferencia es el alma mater de la crueldad.

    No intento ser un ejemplo para nadie. Intento solamente ser fiel a las cosas en las que creo.

    Shalom

    ResponderEliminar
  7. Porque hablo de mis prójimos. No hablo de un sujeto que elucubra mi mente. Hablo de mi prójimo, del que estuvo ahí, aquel que olí y vi llorar y vi sufrir y maldecir y volver a llorar.//
    -----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
    Sos,de Ser,suficiente,
    .''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''
    La raíz yace afuera. Es esa cosa afuera, desterrada; ese árbol arterial al que han arrancado el corazón, la trama de la sangre, la existencia de la tenacidad."

    ResponderEliminar
  8. ... un rostro mal tallado por el extraño escoplo de la vida...
    Lúcido. Real. La vida nos deforma, sí, pero a veces, solo a veces las heridas nos hacen más fuertes, más cercanos al otro, con más capacidad de comprensión porque el dolor del mundo es nuestro propio dolor.
    Me encanta, Gavri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que de eso se trata y si uno lo siente así, hay que hacer un ejercicio de lo que se dice, que es lo que yo hago. Cada quien en la medida de sus posibilidades, pero no dejar de ejercitar el lado humano.

      Todâ, Luz. Shabat shalom

      Eliminar
  9. El viento con sus pájaros me lleva siempre a ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hemos aprendido -por fin- a cubrir las distancias.

      Todâ, ialdâ iafâ

      Eliminar

Participan en este sitio sólo escasas mentes amplias

Chocolate bombón

En tu cuarto hay un pájaro (de Pájaros de Ionit)

Un video de Mirella Santoro

SER ISRAELÍ ES UN ORGULLO, JAMÁS UNA VERGÜENZA

Sencillamente saber lo que se es. Sencillamente saber lo que se hace. A pesar del mundo, saber lo que se es y saber lo que se hace, en el orgullo del silencio.

Valor de la palabra

Hombres dignos se buscan. Por favor, dar un paso adelante.

No a mi costado. En mí.

Poema de Morgana de Palacios - Videomontaje de Isabel Reyes

Historia viva - ¿Tanto van a chillar por un spot publicitario?

Las Malvinas fueron, son y serán argentinas mientras haya un argentino para nombrarlas.
El hundimiento del buque escuela Crucero Ara General Belgrano, fue un crimen de guerra que aún continúa sin condena.

Porque la buena amistad también es amor.

Asombro de lo sombrío

Memoria AMIA

Sólo el amor - Silvio Rodríguez

Aves migrantes

Registrados... y publicados, además.

Safe Creative #1006060192036

Todos los derechos están reservados

Safe Creative #1209172351784

Feria del Libro de Jerusalem - 2013

Feria del Libro de Jerusalem - 2013
Café literario - Centro de convenciones de Jerusalem

Acto de fe

Necesito perdonar a los que te odiaron y ofendieron a vos. Ya cargo demasiado odio contra los que dijeron que me amaban a mí.

Irse muriendo (lástima que el reportaje sea de Víctor Hugo Morales)

Hubo algo de eso de quedarse petrificado, cuando vi este video. Así, petrificado como en las películas en las que el protagonista se mira al espejo y aparece otro, que también es él o un calco de él o él es ese otro al que mira y lo mira, en un espejo que no tiene vueltas. Y realmente me agarré tal trauma de verme ahí a los dieciseis años, con la cara de otro que repetía lo que yo dije tal y como yo lo dije cuarenta años antes, que me superó el ataque de sollozos de esos que uno no mide. Cómo habrá sido, que mi asistente entró corriendo asustado, preguntándome si estaba teniendo un infarto. A mi edad, haber sido ese pendejo y ser este hombre, es un descubrimiento pavoroso, porque sé, fehacientemente, que morí en alguna parte del trayecto.

Poema 2



"Empapado de abejas
en el viento asediado de vacío
vivo como una rama,
y en medio de enemigos sonrientes
mis manos tejen la leyenda,
crean el mundo espléndido,
esa vela tendida."

Julio Cortázar

Mis viejos libros, cuando usaba otro seudónimo y ganaba concursos.

Mis viejos libros, cuando usaba otro seudónimo y ganaba concursos.
1a. edición - bilingüe