Apendicitis crónicas (las páginas colgantes)

TEORÍA DE LA PROSA - IRRESPONSABILIDAD DEL VERSO - IMAGINACIÓN DEL ENSAYO - INCERTIDUMBRE DE LA REFLEXIÓN

De las cartas cerradas y otras incoherencias (toma XV)



קורה ואני
 
Nuestras cosas son esas que han alcanzado un vigor rasposo.

Somos ríspidos por esa costumbre de acariciar lo áspero con que la vida nos ha agasajado las palmas de las manos.

Mi shviguer y yo, tenemos una aridez suave, despaciosamente desértica.

A veces fabricamos espejismos hacia los que otros corren. Espejismos que vibran igual que vibra la nota de una cuerda en la que se está probando afinación, un llamado en la víscera, la angustia del silencio.


Mis ojos son salvajes y terrestres. En ellos cavan los mares con que lloran sus ojos de antigua mujer firme. Con ambos formamos un planeta continental y acuático. Hemos acogido la vida y la muerte en nuestros ojos.


No tenemos estrellas.


Conseguimos acallar el plumerío de la sutileza y la vocación por quedar bien.

Caminamos en la oscuridad, casi iniciáticos.


Toda herida se ha vuelto cicatriz. Aun las heridas que no nos infligieron ya son en nosotros una cicatriz vieja sobre la que poder hablarle al que pregunte por nuestra descripción de fortaleza.


Nos transformamos en una oscura soledad que reverbera.

De vez en vez, cantamos.


21 comentarios:

  1. Generalmente me gusta inventar un camino oscuro por donde andar y muchas veces la soledad , mi fiel compañera se sienta a mi lado y me saluda amablemente... de vez en cuando solemos cantar.
    Excelente texto, ya estaba por cerrar cuando vi que publicaste, bella noche.

    ResponderEliminar
  2. Bueno. Por acá son la 9:45 de la mañana. Así que para cuando te levantes, boker tov.

    Todâ, Cristina

    ResponderEliminar
  3. De vez en vez, tenemos la suerte de leerte. "Hemos acogido la vida y la muerte en nuestros ojos". Qué sencillo, qué hermoso. Un abrazo, Gavri.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi suegra es una extraordinaria mujer y vale la pena reconocerlo.

      Gracias por tus palabras, Alfredo.

      Eliminar
  4. Me siento pequeña para comentarte, me quedo callada mucho rato y releo varias veces, y todo me impresiona, tanto la riqueza de vocabulario que utilizas y también y la más importante, la del corazón y el alma que te brota.

    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que la herramienta del escritor es la palabra. El escritor que teme a la palabra será medio escritor o no será escritor. Y el español, que es mucho más vasto que el hebreo, se presta para el ejercicio de todas sus palabras. La voz de un escritor se funda en su no temor a decir y en su búsqueda de decir las cosas como él las diría. Creo que por ahí pasa la cosa, CalmA.

      Todâ rabâ.

      Eliminar
    2. (He buscado la traducción)

      Gracias a ti...

      Eliminar
  5. Con esa actitud de haber aprendido el dolor,de enfrentarlo mirándolo sin pestañear,que no por eso deja de doler seguramente,hermoso escrito,fluido,conmueve y agrada

    ResponderEliminar
  6. Hay gente que lo entiende y gente que no lo entiende, Sarito y esa actitud crea conflictos porque justamente es una actitud y como puse entre las primeras cosas que puse al costado del blog: "Arrepentirme de lo que creo no está entre mis defectos".

    Igual parece que soy difícil de entender para algunas personas. Es por el hecho de la ajenidad a ciertas circunstancias ¿Cómo podés hablar de un dolor de muelas si nunca te dolió una muela? Algo así ¿Cómo podés hablar del hambre extremo si nunca te crujió el estómago durante dos semanas seguidas? Es como si uno le hablara en chino a alguna gente. Una vez que mirás el dolor, ya no podés volver a cerrar los ojos. Pasa por ahí.

    Gracias por estar siempre conmigo, uruguaya. Te abrazo contra mi corazón.

    ResponderEliminar
  7. Es verdad,el dolor ajeno sólo se puede acompañar,no es ni siquiera opinable,también yo te abrazo querido Gabriel,y nunca tan cerca cómo estos días ,acabo de terminar Alegoritmos,.Quedé en blanco!!tarada,!!después te cuento cuándo reaccione.Sos un escritor de la puta madre Akhenazi!!!!uff beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alegoritmos es jodida ¿no? Extraña y jodida. Una novela surreal para contar cosas reales.

      Ya me vas a contar que te pareció. La critica la tiene como una de mis mejores novelas. A mí me gustan otras, pero bueno.

      Todâ Sarito

      Eliminar
  8. Gracias, Gavri, gracias siempre por tu palabra tan lúcida, tan sincera...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El agradecido soy yo por tu constancia en la lectura y por tu compañía.

      Lehitraot, Luz

      Eliminar
  9. Creo que desde nuestros mundos chiquitos sólo podemos intuir, intentar acercarnos hasta el umbral y atisbar ese otro mundo, siempre desgarrado, que subyace en cada uno de tus textos. Aunque sólo hables de tu shviguer...
    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi shviguer es una gran mujer y ha pasado cosas muy difíciles, como bien define su gesto, pero eso no le impide disfrutar la vida. Por el contrario, ha aprendido una calma envidiable y un pragmatismo que resulta casi indecoroso por tan verídico.

      No podría no hablar de ella. De hecho, este no es el primer texto que le escribo ni tampoco será el último.

      Todâ, Mirel

      Eliminar
  10. Respuestas
    1. Abraços, Ulisses.

      Eu também prefiro as perguntas

      Eliminar
  11. Una imagen que transmite y atrapa como tus palabras. Y qué bendición los espejismos que fabricáis, esos hacia los que otros corremos, incluida una servidora, porque a falta de estrellas en el cielo me creo esos espejismos de la tierra y no otros, para echar a correr.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Ciertas cosas, aunque parezcan reales y tangibles, no son otra cosa que espejismos. Está en uno entender la diferencia.

    Todâ

    ResponderEliminar
  13. Nunca me dejara de sorprender tu prosa, casi siempre tan mordaz y venenosa pero a veces tan suave y clara como estas lineas. Un buen escritor (si me permitís sumarte a un espacio, etiquetarte como uno quiere etiquetar todo en la vida) es el que sorprende siempre, para bien o para mal.
    Un abrazo Gavri.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasarte por acá, Mati. El viaje me tiene con mala conexión así que no puedo responder en tiempo y forma.

      Me alegra lo que me decís, porque a veces, en esos momentos en que me alcanza el hastío y la desesperanza, pienso que escribir no sirve para nada, que es un acto al reverendo pedo, en el que solamente me repito y me repito con tal de sacarme de la boca un gusto a mierda que no se me va nunca.

      Gracias de verdad por lo que me decís.

      Lehitraot

      Eliminar

Participan en este sitio sólo escasas mentes amplias

Chocolate bombón

En tu cuarto hay un pájaro (de Pájaros de Ionit)

Un video de Mirella Santoro

SER ISRAELÍ ES UN ORGULLO, JAMÁS UNA VERGÜENZA

Sencillamente saber lo que se es. Sencillamente saber lo que se hace. A pesar del mundo, saber lo que se es y saber lo que se hace, en el orgullo del silencio.

Valor de la palabra

Hombres dignos se buscan. Por favor, dar un paso adelante.

No a mi costado. En mí.

Poema de Morgana de Palacios - Videomontaje de Isabel Reyes

Historia viva - ¿Tanto van a chillar por un spot publicitario?

Las Malvinas fueron, son y serán argentinas mientras haya un argentino para nombrarlas.
El hundimiento del buque escuela Crucero Ara General Belgrano, fue un crimen de guerra que aún continúa sin condena.

Porque la buena amistad también es amor.

Asombro de lo sombrío

Memoria AMIA

Sólo el amor - Silvio Rodríguez

Aves migrantes

Registrados... y publicados, además.

Safe Creative #1006060192036

Todos los derechos están reservados

Safe Creative #1209172351784

Feria del Libro de Jerusalem - 2013

Feria del Libro de Jerusalem - 2013
Café literario - Centro de convenciones de Jerusalem

Acto de fe

Necesito perdonar a los que te odiaron y ofendieron a vos. Ya cargo demasiado odio contra los que dijeron que me amaban a mí.

Irse muriendo (lástima que el reportaje sea de Víctor Hugo Morales)

Hubo algo de eso de quedarse petrificado, cuando vi este video. Así, petrificado como en las películas en las que el protagonista se mira al espejo y aparece otro, que también es él o un calco de él o él es ese otro al que mira y lo mira, en un espejo que no tiene vueltas. Y realmente me agarré tal trauma de verme ahí a los dieciseis años, con la cara de otro que repetía lo que yo dije tal y como yo lo dije cuarenta años antes, que me superó el ataque de sollozos de esos que uno no mide. Cómo habrá sido, que mi asistente entró corriendo asustado, preguntándome si estaba teniendo un infarto. A mi edad, haber sido ese pendejo y ser este hombre, es un descubrimiento pavoroso, porque sé, fehacientemente, que morí en alguna parte del trayecto.

Poema 2



"Empapado de abejas
en el viento asediado de vacío
vivo como una rama,
y en medio de enemigos sonrientes
mis manos tejen la leyenda,
crean el mundo espléndido,
esa vela tendida."

Julio Cortázar

Mis viejos libros, cuando usaba otro seudónimo y ganaba concursos.

Mis viejos libros, cuando usaba otro seudónimo y ganaba concursos.
1a. edición - bilingüe