Apendicitis crónicas (las páginas colgantes)

TEORÍA DE LA PROSA - IRRESPONSABILIDAD DEL VERSO - IMAGINACIÓN DEL ENSAYO - INCERTIDUMBRE DE LA REFLEXIÓN

Dejar la aurora





…en tu boca hay un lugar remoto al que no accedo y en el que se ocultan las historias que mueren con el tiempo de morir. Renacen tardías, cuando los momentos de alegría han pasado como esas sombras de pájaros antiguos que levitan sobre nuestras cabezas agobiadas, identificados con el viento y la luz, interminables.

Pienso con suavidad de pájaro transparente, en ese sitio donde tu voz ocupa la llama y la distancia. Es el sitio del mundo. No llega apenas el sollozo y el grito parece un acorde menor que ha decidido licuarse sutilmente en una vibración de ala que desaparece en lo descomunal de un estallido.

Quizás, tu voz guarde esos momentos del hogar, cuando los ojos se acurrucan como un resplandor más sobre los leños y hay una nevisca que interrumpe la visión de los árboles del valle. Entonces, con la mirada que ha aprendido los viejos momentos donde los caballos entierran sus patas de trepar y hacen profundos surcos en la nieve, la dificultad regresará a nuestra costumbre armada de aprender a morir en las diversas sepulturas que la tierra nos tiene prometidas.

Pero estás sola en tu lugar de amar. Tu mano es una mano que acaricia la idea de caricia y bajo tu mejilla, la trama del silencio parece florecer como un lirio quieto, una pesada y feroz estrella quieta.

¿Qué aguarda esa mansedumbre de perfumes que ocupan tus cabellos con la esencia de la melancolía?


Echo la carta bajo tu puerta y sigo andando. No sé qué más decir.


10 comentarios:

  1. Es hermoso poder escribir una carta así y todavía más bello y emocionante recibirla.
    Estás con tu prosa poética al máximo, querido Gavrí.
    Un enorme abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Todas las prosas que están bajo la etiqueta Ius soli tienen este tinte, Mirel querida. Creo que en ese ámbito, en el que transcurren los diarios que compila Ius soli, me siento así y como decís vos, se me desata la prosa poética.

    Espero que el año no te esté dando grandes disgustos, aunque las noticias que me llegan de Argentina son poco confortantes.

    Abrazos, mi querida amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las cosas no están nada bien y no sé cómo terminará este año. Si pudiera hacerlo me gustaría irme a un pueblito perdido de Italia, aunque las cosas allá también están jodidas.
      Me inscribí en MeWe, pero no sé usarlo y además no me gusta nada la presentación.
      Un abrazo fuerte, Gavrí.

      Eliminar
    2. Es más parecido a Face que el Google Plus, pero las cosas se publican igual. Lo que pasa es que no tiene gente y no te curten mandándote publicidad ni te rastrean para quedarse con tus datos.
      Digamos que es un red simplona. También te podés unir a diferentes grupos con los que tengas intereses afines, como son las Comus del Plus. El secreto para la interacción es mandarle la invitación a unirse a todos los que te son interesantes en el Plus. Como el Plus va a cerrar y Face es un desprestigiado y potencialmente peligroso lugar, esta red parece una buena alternativa para los que quieren una red serena.

      Si podés irte, no lo dudes. Uno se merece hacer lo que desea, ya a esta altura de la vida, mi querida amiga.

      Abrazos.

      Eliminar
  3. Qué alegría volver a verte cuervo.Cuando todo esto haya terminado,espero poder seguir leyéndote.Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu alegría, Betty. Si querés, te podés hacer de Mewe, que es una red tranquila y privada y ahí andamos unos cuantos de los que nos fuimos de google.

      Abrazos.

      Eliminar
    2. ¡Puta madre Akhen!
      Siempre,siempre, por dura que sean tus prosas, hay algo que muestra ternura, siempre.
      Pero a mí que adoro tus cartas, esta en versos me emocionó mucho.
      Ando de moco fácil capaz. Gracias por darte.
      Te abrazo

      Eliminar
    3. Si, ya leí tus últimos poemas, Sarito y estás sensible. No es para menos. A veces la fortaleza no sirve más que para hacernos más daño, porque la procesión nos come por dentro y nos deja el lugar en el que acampa, lleno de basura.

      Abrazos.

      Eliminar
  4. Qué bello Gavrí. Lo vuelvo a decir, que placer volver a leerte.
    Te abrazo mi querido amigo.

    ResponderEliminar
  5. Acá estamos, Gildo querido.

    Vaya este abrazo para vos.

    ResponderEliminar

Participan en este sitio sólo escasas mentes amplias

Uno mismo

En tu cuarto hay un pájaro (de Pájaros de Ionit)

Un video de Mirella Santoro

SER ISRAELÍ ES UN ORGULLO, JAMÁS UNA VERGÜENZA

Sencillamente saber lo que se es. Sencillamente saber lo que se hace. A pesar del mundo, saber lo que se es y saber lo que se hace, en el orgullo del silencio.

Valor de la palabra

Hombres dignos se buscan. Por favor, dar un paso adelante.

No a mi costado. En mí.

Poema de Morgana de Palacios - Videomontaje de Isabel Reyes

Historia viva - ¿Tanto van a chillar por un spot publicitario?

Las Malvinas fueron, son y serán argentinas mientras haya un argentino para nombrarlas.
El hundimiento del buque escuela Crucero Ara General Belgrano, fue un crimen de guerra que aún continúa sin condena.

Porque la buena amistad también es amor.

Asombro de lo sombrío

Memoria AMIA

Sólo el amor - Silvio Rodríguez

Aves migrantes

Registrados... y publicados, además.

Safe Creative #1006060192036

Todos los derechos están reservados

Safe Creative #1209172351784

Feria del Libro de Jerusalem - 2013

Feria del Libro de Jerusalem - 2013
Café literario - Centro de convenciones de Jerusalem

Acto de fe

Necesito perdonar a los que te odiaron y ofendieron a vos. Ya cargo demasiado odio contra los que dijeron que me amaban a mí.

Irse muriendo (lástima que el reportaje sea de Víctor Hugo Morales)

Hubo algo de eso de quedarse petrificado, cuando vi este video. Así, petrificado como en las películas en las que el protagonista se mira al espejo y aparece otro, que también es él o un calco de él o él es ese otro al que mira y lo mira, en un espejo que no tiene vueltas. Y realmente me agarré tal trauma de verme ahí a los dieciseis años, con la cara de otro que repetía lo que yo dije tal y como yo lo dije cuarenta años antes, que me superó el ataque de sollozos de esos que uno no mide. Cómo habrá sido, que mi asistente entró corriendo asustado, preguntándome si estaba teniendo un infarto. A mi edad, haber sido ese pendejo y ser este hombre, es un descubrimiento pavoroso, porque sé, fehacientemente, que morí en alguna parte del trayecto.

Poema 2



"Empapado de abejas
en el viento asediado de vacío
vivo como una rama,
y en medio de enemigos sonrientes
mis manos tejen la leyenda,
crean el mundo espléndido,
esa vela tendida."

Julio Cortázar

Mis viejos libros, cuando usaba otro seudónimo y ganaba concursos.

Mis viejos libros, cuando usaba otro seudónimo y ganaba concursos.
1a. edición - bilingüe