Apendicitis crónicas (las páginas colgantes)

Teoría de la prosa -irresponsabilidad del verso -imaginación del ensayo -incertidumbre de la reflexión

La palabra a(r)mada-7°


Cuestiones modernistas.

Resulta que a veces uno lee vocabularios que aún hoy le resultan extravagantes. Los lee en esos compañeros que se acercan con su afán escritor y si uno les dice. "loco, eso se quedó en el modernismo" se ofenden como si les dijeras que sus madres desempeñaron el oficio más antiguo del mundo.
Yo, como soy hijo de una de esas madres que hicieron de ese oficio un culto, cito aquí lo que muchas veces me obligo a leer aunque no a digerir.
De hecho, la escritura cumple un papel emuntorio a la par del mejor de los estómagos.

Consideremos al día de hoy, en este hoy del hoy del siglo que transcurre, las siguientes apuestas lírico/metafóricas:

a) Palabras procedentes de la afición a la zoología:
cisnes - pavos reales - mariposas - tórtolas - cóndores - gaviotas - crisálidas - vencejos - leones.

b) Palabras procedentes de la afición por la botánica, heráldica o mitología:
lirios – lotos – anémonas – nenúfares (esta la uso a veces) – acantos – laurel – mirtos – olivos – almendros – pámpanos – adelfas – jacintos.

c) Palabras procedentes de la afición a la mineralogía y la arquitectura:
oro - -columnatas – capiteles – rubíes – zafiros – pórfido – mármol – esmeriles – bromuro – talco – opalina – esmeralda.

d) Afición por los neologismos latinos y griegos:
liróforo – girósforo ¿? – aristo – áptero – apolónida – cristelefantino – faunalias – homérica – ixiónida – lilial – nictálope (no te enojés neri, es un ejemplo).

e)Palabras procedentes de la afición por la física, la química, la astronomía y la geografía:
hidroclórico - hiperbórea - aerostación - hipermetría - febrífugo - hidrostático - cosmogonía ( yo sé que te gustaba Puma, perdoname)- baremos - isobárico - sulfatados.

f)Palabras que remiten a una excesiva afición nobiliaria:
pajes - reinas - heráldica - blasón - clavicordios - lises - príncipes/esas - reverencias - hinojos.

g) Afición por los adjetivos de color:
dorado - rubí - níveo - esmeralda - violeta - azur ( y una lista infinita que excede a mi tiempo de examinación).

Esbozo nomás de una idea mayor. Para no aburrirme. Para no dormirme.
En el modernismo siempre sobra, nunca falta.

Yo no soy decididamente un modernista, pero como escritor, que sí soy, sé que toda palabra en su justo momento es un hecho expresivo sin parangón.
El asunto es cuando se la emplea en el mismo momento literario en el que la usa y la usó todo el que no le asigna un plus a su valor. Ej de docente : labios de rubí. (Ay, vomito)
Las palabras tienen entidad y bien usadas, fuera del contexto al que todos las sujetan, resultan puntos flexivos en el hecho literario, que pueden ser recordados como antológicos.
El quid de la cuestión es resemantizar lo manoseado y darle entidad nueva a lo manido.
Las palabras tienen una especie de valor matemático. Son algo más que dos más dos.

La palabra a(r)mada - 6ª

Diálogo con Pastor Aguiar - Cuba.

- "¿Qué hago con esta lengua que se quedó sin besos y anda de boca en boca y anda de concha en concha sin recuperar el sentido del gusto por la vida?" (dice Gavri'el)

Después de los nenúfares, tuve que tomar un respiro. Ha sido larga la jornada y ya venía sacudido por la fuerza vivencial, por lo terremótico de tus flechazos. Poesía por su efecto conmovedor, y casi antipoesía por lo descarnado, por esa desnudez de la palabra que a veces llega al descaro, un magnífico descaro de autenticidad, de herida abierta, de herida sangrante más que de boca que habla.
A veces pienso en un Baudelaire de ahora, pero muy diferente en su actitud ante la vida, ja ja ja...no sé si será locura total esa imagen, porque del francés no conozco mucho.

No hay atraso; es que vas adelante, y "adelante" deja poco tiempo para regresar de a ratos, hermano.

Qué hacer con esta lengua, con esta vida...quizá haga falta desmitificarlas para que luzcan lo que son...

Mencionas "Rabí", y primero, por trampa de la mente, pienso en el ravi-Dios..y hasta ese gran músico Ravi Shankar...pero es "Rabí", como "el Jazán que canta hermoso" y "maestro de Toráh", y siento un enorme respeto, un camino que no he recorrido, pero hermoso, porque enseña cosas al hombre y son buenas.
A mí, si alguna vez me fuera dado enseñar algo, quisiera que fuera a través de un largo y profundo silencio, de un andar como de aguas en calma, que pudiera ser bebido, usado para curar, matado para que muchos se salven...y que nadie supiera que hubo un nombre allí. Pero no he podido, aún hablo demasiado, aún siento placer maldito antre un elogio, carajo...ya ves, hermano, sería al revés lo del rabino, ja ja ja.

Se me olvidó por dónde iba hablándote, cuando soy el lector y no debía abusar.
Seguiré por acá, sin dudas, es inevitable.

- ¿Y cuál es la anormalidad de sentir un placer maldito frente a un elogio? Solamente no saber donde uno está parado. Pero si se sabe donde se está parado y se sabe la propia dimensión, te pueden elogiar todos los príncipes del mundo, que aunque exista el placer de oír sus voces, uno mismo sabe hasta donde debe hacerlas realmente propias.

La autoestima enseña a vivir como enseña a vivir la resistencia con el temple entero y aprender de todo avatar que la vida te ponga por delante. Me remito a tu cuento de "El masai".*

Yo aprendí mucho de los masai. África me enseñó tanto humanamente, que en el fondo, como digo siempre, soy de niger, un niger puro. Y también me enseñaron mucho todos los hombres que creyeron en algo, empezando por mi viejo y sus cintazos cuando yo no llegaba con un diez.

Después supe que el diez no era importante. Que lo importante era el esfuerzo que se hacía por conseguir un veinte y que tampoco un veinte era importante. Que lo único importante era la enseñanza, o sea, lo aprendido. Y que todas las calificaciones, los elogios y los insultos y denuestos, tienen una raíz humana imponderable, que excede a ese nosotros al que se califica.

Lo único que sirve es lo aprendido a partir de lo sufrido. Hay gente que no llega siquiera a aprender eso. Por eso, no importa si te honran o te escupen.
No pasa por lo que digan los otros sobre vos. Pueden hablar y gritar y bendecirte, o pueden escupirte y renegar de tu nombre. Son como una bandada de loros en una tremenda siesta de verano. Un montón de ruidos.

Es uno en uno mismo el que se pone el valor, que nunca el precio. Aunque muchos se ponen precio, porque saben que no tienen valor.

Yo sé que valgo poco, por ejemplo, porque mi vida está compuesta de muchas, de demasiadas cosas muy mal hechas.
Pero igual, respeto enormemente esto poquito bueno y poco que aún queda de mí, porque éste y no otro, soy yo, flaco de alma. Pero yo. Integramente yo.

Conversación sobre "Psicoámbitos" (cuentos breves - Gavrí Akhenazi)

*"El masai" Relato de Pastor Aguiar.

Chocolate bombón

Participan en este sitio sólo escasas mentes amplias

En tu cuarto hay un pájaro (de Pájaros de Ionit)

Un video de Mirella Santoro

SER ISRAELÍ ES UN ORGULLO, JAMÁS UNA VERGÜENZA

Sencillamente saber lo que se es. Sencillamente saber lo que se hace. A pesar del mundo, saber lo que se es y saber lo que se hace, en el orgullo del silencio.

Valor de la palabra

Hombres dignos de buscan. Por favor, dar un paso adelante.

No a mi costado. En mí.

Poema de Morgana de Palacios - Videomontaje de Isabel Reyes

Historia viva - ¿Tanto van a chillar por un spot publicitario?

Las Malvinas fueron, son y serán argentinas mientras haya un argentino para nombrarlas.
El hundimiento del buque escuela Crucero Ara General Belgrano, fue un crimen de guerra que aún continúa sin condena.

Porque la buena amistad también es amor.

Asombro de lo sombrío

Memoria AMIA

Sólo el amor - Silvio Rodríguez

Aves migrantes

Registrados... y publicados, además.

Safe Creative #1006060192036

Todos los derechos están reservados

Safe Creative #1209172351784

Feria del Libro de Jerusalem - 2013

Feria del Libro de Jerusalem - 2013
Café literario - Centro de convenciones de Jerusalem

Acto de fe

Necesito perdonar a los que te odiaron y ofendieron a vos. Ya cargo demasiado odio contra los que dijeron que me amaban a mí.

Irse muriendo (lástima que el reportaje sea de Víctor Hugo Morales)

Hubo algo de eso de quedarse petrificado, cuando vi este video. Así, petrificado como en las películas en las que el protagonista se mira al espejo y aparece otro, que también es él o un calco de él o él es ese otro al que mira y lo mira, en un espejo que no tiene vueltas. Y realmente me agarré tal trauma de verme ahí a los dieciseis años, con la cara de otro que repetía lo que yo dije tal y como yo lo dije cuarenta años antes, que me superó el ataque de sollozos de esos que uno no mide. Cómo habrá sido, que mi asistente entró corriendo asustado, preguntándome si estaba teniendo un infarto. A mi edad, haber sido ese pendejo y ser este hombre, es un descubrimiento pavoroso, porque sé, fehacientemente, que morí en alguna parte del trayecto.

Mis viejos libros, cuando usaba otro seudónimo y ganaba concursos.

Mis viejos libros, cuando usaba otro seudónimo y ganaba concursos.
edición bilingüe 1a. edición

and...me

and...me
Porque todos los cuervos alguna vez fuimos solamente pichones y durante cuarenta días volamos debajo del diluvio yendo y viniendo de la tormenta al Arca, los laureles siempre se los llevan las palomas.