Apendicitis crónicas (las páginas colgantes)

TEORÍA DE LA PROSA - IRRESPONSABILIDAD DEL VERSO - IMAGINACIÓN DEL ENSAYO - INCERTIDUMBRE DE LA REFLEXIÓN

Efectos catódicos

            
                                               



Por días de antifaz y de zozobra
camina un perro, flaco de sí mismo,
que una mujer no aguarda en la penumbra.
Ocupado en sus cosas como siempre,
flaco de sangre y furia entremezcladas
se dedica a medirse en las tragedias
como desarraigando el corazón.

La mujer en la sombra no lo aguarda.

Es un payaso romántico que, a veces,
pierde la identidad bajo la máscara,
destruye lo que busca y que lo sigue,
siempre incapaz del arrepentimiento.

Como su foto, ajado entre las piedras,
recorre sus preguntas sin hallarlas
en todo carnaval al que concurre.

La mujer en la sombra ya se ha ido.

Se ha golpeado la puerta de la vida
como la de una jaula sin amantes
que llevarse a los besos.

Y las páginas le cuelgan de los labios
y empapelan el tiempo
 y ocultan la verdad como los velos
en una transparente oscuridad.

La mujer en la sombra es una sombra
de música marítima y amarga.

El payaso regresa a sus quehaceres.


9 comentarios:

  1. Tan reflejado me siento, que hiere reconocerlo y hasta miedo me da releerlo.
    Si de cantar estos "Efectos catódicos" se tratara, sólo imagino a uno que pudiera hacerlo: Leonard Cohen. Con ello no he dicho casi nada, y sin embargo, lo he dicho casi todo.

    Gracias, y salud!

    ResponderEliminar
  2. Shalom Loam. En realidad venía con música el poema. Había hecho un video para la ocasión con un tema que me apasiona cantar pero por esas maravillas del satélite se ve que no salió. Tiene muy mala conexión esta parte del globo.

    Te agradezco la mención de Cohen.

    Todâ rabâ

    ResponderEliminar
  3. Has relatado el misterio de una forma que me ha conmovido. Otras veces me ha conmovido tu testimonio. Hoy me quedé colgada en ese misterio de lo que no ocurre, aparentemente, entre ellos dos. Es como la física de los rayos catódicos, que es el fundamento de la imagen que vemos en la tele, y de la misma forma esa comunicación misteriosa e invisible se revela en una imagen de un futuro por venir. Es un puro y mágico presentimiento.

    Te rebosó hoy la magia del misterio por todos tus márgenes. Te saliste.

    ResponderEliminar
  4. Es que yo no quepo en ningún molde, Ayla. No es que me salgo, es que directamente no entro en los moldes y el que era para mí, se rompió cuando me hicieron.

    Bromas aparte, me alegro que el texto te haya gustado y si, ese era el asunto del título y creo que del mensaje en el fondo un poco surreal.

    Todâ rabâ

    ResponderEliminar
  5. No he dejado ni un solo día de leerte, no, ya no podría...
    La mujer en la sombra es candela, aunque sea contradictorio. Tu texto me planta en el mundo, me hace grande, por la capacidad de sentir, me infla los pulmones, me mueve y
    me hace creyente. Es un todo.

    ¿Cúal es el tema que te apasiona cantar? me gustaría conocerlo.

    Te abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El tema musical del video, Iceland.

      Lo suelo cantar con un amigo que me acompaña en el piano. Me gusta cantar, y supongo que como a todo el mundo, tengo temas con los que me identifico más que con otros y será por eso que siempre canto esos. Por eso lo elegí para este video.

      Gracias por tus palabras tan cálidas, Calma. Siempre viene bien la calidez.

      Shabat shalom

      Eliminar
  6. Ah, y gracias, me ha emocionado verte, después de tantos días...

    ResponderEliminar
  7. "destruye lo que busca y que lo sigue" (ahí entran no sé cuántos libros)

    lo leo y me viene la soledad en la deriva, como sólo los salvajes, de pecho en las noches, la no salud y el vino,de otra vez la carretera
    me encantó el payaso regresa a sus quehaceres, porque sólo los payasos se miran de ojos a la luna y sentí ese verso, como una vertical, una especie de corte, que viste de notas, que ratifica lo indomable, con ese desencanto de la furia de tus aves.

    también saber que cantabas, miraré de otro modo ciertas metáforas tuyas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una vertical, Berenice. Qué otra cosa podría ser si no una vertical.

      Para saber mirarse hay que ser vertical, porque de otro modo, uno se ve todo doblado o se ve a medias y seguramente, hay partes que jamás verá.

      Shabat shalom

      Eliminar

Participan en este sitio sólo escasas mentes amplias

Chocolate bombón

En tu cuarto hay un pájaro (de Pájaros de Ionit)

Un video de Mirella Santoro

SER ISRAELÍ ES UN ORGULLO, JAMÁS UNA VERGÜENZA

Sencillamente saber lo que se es. Sencillamente saber lo que se hace. A pesar del mundo, saber lo que se es y saber lo que se hace, en el orgullo del silencio.

Valor de la palabra

Hombres dignos se buscan. Por favor, dar un paso adelante.

No a mi costado. En mí.

Poema de Morgana de Palacios - Videomontaje de Isabel Reyes

Historia viva - ¿Tanto van a chillar por un spot publicitario?

Las Malvinas fueron, son y serán argentinas mientras haya un argentino para nombrarlas.
El hundimiento del buque escuela Crucero Ara General Belgrano, fue un crimen de guerra que aún continúa sin condena.

Porque la buena amistad también es amor.

Asombro de lo sombrío

Memoria AMIA

Sólo el amor - Silvio Rodríguez

Aves migrantes

Registrados... y publicados, además.

Safe Creative #1006060192036

Todos los derechos están reservados

Safe Creative #1209172351784

Feria del Libro de Jerusalem - 2013

Feria del Libro de Jerusalem - 2013
Café literario - Centro de convenciones de Jerusalem

Acto de fe

Necesito perdonar a los que te odiaron y ofendieron a vos. Ya cargo demasiado odio contra los que dijeron que me amaban a mí.

Irse muriendo (lástima que el reportaje sea de Víctor Hugo Morales)

Hubo algo de eso de quedarse petrificado, cuando vi este video. Así, petrificado como en las películas en las que el protagonista se mira al espejo y aparece otro, que también es él o un calco de él o él es ese otro al que mira y lo mira, en un espejo que no tiene vueltas. Y realmente me agarré tal trauma de verme ahí a los dieciseis años, con la cara de otro que repetía lo que yo dije tal y como yo lo dije cuarenta años antes, que me superó el ataque de sollozos de esos que uno no mide. Cómo habrá sido, que mi asistente entró corriendo asustado, preguntándome si estaba teniendo un infarto. A mi edad, haber sido ese pendejo y ser este hombre, es un descubrimiento pavoroso, porque sé, fehacientemente, que morí en alguna parte del trayecto.

Poema 2



"Empapado de abejas
en el viento asediado de vacío
vivo como una rama,
y en medio de enemigos sonrientes
mis manos tejen la leyenda,
crean el mundo espléndido,
esa vela tendida."

Julio Cortázar

Mis viejos libros, cuando usaba otro seudónimo y ganaba concursos.

Mis viejos libros, cuando usaba otro seudónimo y ganaba concursos.
1a. edición - bilingüe