Apendicitis crónicas (las páginas colgantes)

TEORÍA DE LA PROSA - IRRESPONSABILIDAD DEL VERSO - IMAGINACIÓN DEL ENSAYO - INCERTIDUMBRE DE LA REFLEXIÓN

Viraje (Kivu Norte)


11.-

“Be happy, be happy”, insiste Kangaroo después de un rato, “los nabongo están...” duda un instante y por fin “¡over there!”  y estira su brazo largo como una brújula verde que siempre señala el sentido contrario a la migración humana al costado de la cual manchamos también siempre en sentido contrario, como si fuéramos ríos contrapuestos obligados a marchar uno contra otro.

Van Zandwegge explica a los desesperados que “nous allons à la ville” y lo repite como “allons enfants de la patrie”, con la misma entonación y casi a gritos, mientras el corresponsal filma “como un poseso” diría una mujer en otro mundo, entre chuchos de malaria  –“malaria”, le dijo Spíndola, “é malato il paparazzi”– ese brazo colorido por el que la humanidad se desangra, “y pretende el Pulitzer, como el comandante en alguna otra guerra”, comentan Engel y Van Zandwegge haciendo gestos.

Se escuchan detonaciones, otra vez.





12.-

Día 5

Spíndola le apunta a la nuca y Van Zandwegge está arrodillado, inclinado, casi echado sobre el suelo para mirar el rostro del mai-mai que intenta dibujar sobre la tierra con la mano del brazo que le piso, un mapa en un infierno.

“Así no se puede”, protesta Huarkaya.

“Cinco que vuelvan con las mujeres y los mancos”.

Todos me miran.

“¿Qué me miran? Ahora, dije, ahora”.

“Obama is the new president from the United States of América”.

Holowitz nos muestra su teléfono móvil con la noticia, battery’s low, “puto mundo, un negro presidente en un país de blancos y cinco millones de negros muertos en un país de negros. Todo al revés, siempre.”

 Riera y Kangaroo vuelven y se deja de escuchar el pac...pac...pac...de los tiros de gracia.

El camión ratea un instante mientras Higa y Goldberg terminan de acomodar en la caja los sobrevivientes.

“Nosotros no integramos una misión humanitaria” sigue gruñendo Goldberg.

“¿Pero estamos aquí, o no? lo enfrento y nos miramos en una sudorosa pugna verde.

“Tranquilos, tranquilos. Nosotros vamos a llevarlos hasta un hospital”  susurra entre dientes Higa sobre los cuerpos casi apilados de los sobrevivientes.

“Ustedes...Butter, Riera”, ordeno.

“A mí no me mires” se ataja Goldberg.

“Goldberg, Huarkaya, con Higa”, ordeno.

 “Maldición”

“¿Algún problema?”

Dejo de mirar el mapa que terminó de dibujar el mai-mai para mirar a Goldberg.

“No es una buena idea”, replica Goldberg.

“Pero es la orden que di. Así que moviendo el culo...ya.”

Le señalo el vehículo con el fusil y ellos se van igual que los fantasmas de los muertos.

Desde la jungla regresan cuatro niños.







13.-


Casi chocamos con la Cruz Roja bajo el agua.

Les traspasamos los niños.

Llueve. No para de llover. Todo es tan verde, tan monumentalmente verde y perfumado, caliente.

Son tres italianos, quedaron separados de un convoy, perdidos, “tutti siamo perdutti”, los consuela Spíndola.

Se escuchan solamente detonaciones esporádicas, llueve, llueve, y el cielo es una confusión de pájaros que van y vuelven sin encontrar sus árboles.

“Per il pronto socorsso”, dice Spíndola  traspasándoles los niños y les señala la aldea arrasada.

Sobre el barro va haciéndoles un mapa a trazos toscos que los guíe a encontrar el camión de los sobrevivientes.

“Noi siamo delle sforze speziale per gli bambini”, da una explicación de rutina que se pierde en el fuego cruzado, igual que los de la Cruz Roja, los pájaros, los días de vida, hasta que desaparecen todos los supuestos en la confusión de disparos en que estamos envueltos durante diez minutos...y regresa el silencio.


 (De: Viraje - Kivu Norte, tercera guerra del Congo- ed. 2009)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Participan en este sitio sólo escasas mentes amplias

Chocolate bombón

En tu cuarto hay un pájaro (de Pájaros de Ionit)

Un video de Mirella Santoro

SER ISRAELÍ ES UN ORGULLO, JAMÁS UNA VERGÜENZA

Sencillamente saber lo que se es. Sencillamente saber lo que se hace. A pesar del mundo, saber lo que se es y saber lo que se hace, en el orgullo del silencio.

Valor de la palabra

Hombres dignos se buscan. Por favor, dar un paso adelante.

No a mi costado. En mí.

Poema de Morgana de Palacios - Videomontaje de Isabel Reyes

Historia viva - ¿Tanto van a chillar por un spot publicitario?

Las Malvinas fueron, son y serán argentinas mientras haya un argentino para nombrarlas.
El hundimiento del buque escuela Crucero Ara General Belgrano, fue un crimen de guerra que aún continúa sin condena.

Porque la buena amistad también es amor.

Asombro de lo sombrío

Memoria AMIA

Sólo el amor - Silvio Rodríguez

Aves migrantes

Registrados... y publicados, además.

Safe Creative #1006060192036

Todos los derechos están reservados

Safe Creative #1209172351784

Feria del Libro de Jerusalem - 2013

Feria del Libro de Jerusalem - 2013
Café literario - Centro de convenciones de Jerusalem

Acto de fe

Necesito perdonar a los que te odiaron y ofendieron a vos. Ya cargo demasiado odio contra los que dijeron que me amaban a mí.

Irse muriendo (lástima que el reportaje sea de Víctor Hugo Morales)

Hubo algo de eso de quedarse petrificado, cuando vi este video. Así, petrificado como en las películas en las que el protagonista se mira al espejo y aparece otro, que también es él o un calco de él o él es ese otro al que mira y lo mira, en un espejo que no tiene vueltas. Y realmente me agarré tal trauma de verme ahí a los dieciseis años, con la cara de otro que repetía lo que yo dije tal y como yo lo dije cuarenta años antes, que me superó el ataque de sollozos de esos que uno no mide. Cómo habrá sido, que mi asistente entró corriendo asustado, preguntándome si estaba teniendo un infarto. A mi edad, haber sido ese pendejo y ser este hombre, es un descubrimiento pavoroso, porque sé, fehacientemente, que morí en alguna parte del trayecto.

Poema 2



"Empapado de abejas
en el viento asediado de vacío
vivo como una rama,
y en medio de enemigos sonrientes
mis manos tejen la leyenda,
crean el mundo espléndido,
esa vela tendida."

Julio Cortázar

Mis viejos libros, cuando usaba otro seudónimo y ganaba concursos.

Mis viejos libros, cuando usaba otro seudónimo y ganaba concursos.
1a. edición - bilingüe