Apendicitis crónicas (las páginas colgantes)

TEORÍA DE LA PROSA - IRRESPONSABILIDAD DEL VERSO - IMAGINACIÓN DEL ENSAYO - INCERTIDUMBRE DE LA REFLEXIÓN

B negativo






"Ay, pero es que su mercé tiene la sangre de los dioses y dónde es que quiere su mercé que encuentre de esa sangre, qué habrá sido inoportuno su mercé, venir a desangrarse ahora en que ni plasma hay, pero cómo se le ocurre."

Y corría, mientras hablaba como un loro automático. Corría desesperadamente y tan Cruz Roja, que corría el doble de lo que puede correr cualquier enfermera en un hospital que no es un toldo bajo el que todo falta. 

"Pero encima, B negativo, diga ¿no podía nacerse de otra sangre? No se me desangre y quién le manda y de dónde le saco yo ahorita O negativo si ni del positivo tengo, tenga en cuenta que complicado resulta su mercé". 

Y baja la diarrea arterial mojando el torniquete, puta sangre, que lo empapa todo con ese nombre que no conoce nadie en el territorio de la sangre.

 "Aguante pué, B negativo tenía que ser, y que otra cosa podía ser, su mercé y sus ocurrencias", como si la genética fuera algo que excede a las extrañas ocurrencias de Dios, si acaso ese día había un dios disponible, más modesto que el que hizo las cosas complicadas.

*

-¿Qué-e-e-e-e-e-e-e-e?
-B negativo.
-Yo.
-Entonces andá.

Y uno llega jodido y en ayunas, con cara de preocupación para el degüello y pregunta en la entrada y te mandan a Hemoterapia, "si, para la chica esa que se cortó las venas después de hacerse un aborto con un gancho".
Algún dios modesto, no el gran dios, arruga los caminos y los vuelve como un cruce de rutas o planta un tope raro y uno dobla y desemboca...

-¿Estás todavía en la escuela? como si no le alcanzaran a Hesíodo los demonios que reemplazan las cargas.
- ...si, ¿qué pasa? 

y entonces, ahh, me gusta el viento que se come la Kawa y uno llega con cara de "he llegado" entre los B negativos de este mundo, para devolverle la sangre a alguien que se quiere morir con las venas cortadas.

*

- Hay otras formas.
- Yo no las encuentro, sensei.
- Yo tampoco, pero sé que hay otras. ¿Ves que estoy viejo? Sigo buscándolas.
- Yo no soy valiente como usted.
- O yo no soy tan cobarde como vos.
- Usted no es cobarde, sensei.
- Lo disimulo mejor.
- No se vaya.
- No me voy...y si la enfermera con cara culera me pone más cara ortiba...le corto la yugular y nos chupamos la sangre...que estamos los dos escasos.
- ¿ Y si no tiene nuestro grupo?
- Ya no existirían las vampiros.

Que una pendeja de dieciseis años elija morir, me hace replantearme para que mierda vivo.
Soy un guerrero clase B y encima negativo.

De última, me queda el infortunio.


(De: La memoria (in)docente)


13 comentarios:

  1. Gavrí, me parece que mis comentarios dicen siempre lo mismo: que aunque no entienda la historia, ni conozca a los personajes y a veces apenas imagine donde se desarrolla, quedo enganchada por tu prosa, tu manera de decir.
    Y aunque tenga ganas de más, siempre me voy con alguna imagen especial y ciertamente con una emoción.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno Mirel, estas escenas pertenecen a la historia de mis años de profesor de Historia que a la vez era el director de la escuela colectora de todo un barrio marginal.

      La primera parte es un recuerdo de guerra en Centroamérica. Es lo malo de ser B-, es una sangre muy poco disponible y generalmente, terminás desangrado.

      Entre mis alumnas era muy común el embarazo adolescente, ya sea por abuso familiar o por otras causas, así que fui uno de los primeros que en mi provincia dejé que las madres vinieran con los bebés a clase y organicé una guardería con otras alumnas de otros cursos.

      Fueron años heroicos en esas épocas en que se nos derrumbó el país en la cabeza y quedamos todos en la indigencia. Pero ahí surgió el espíritu social como pocas veces vi.

      Todâ

      Eliminar
  2. COINCIDO CON MIRELLA (QUE SIEMPRE SE ME ADELANTA JAJAJA)
    DEFINITIVAMENTE TUS LETRAS TIENEN ALGO MÁGICO.
    ENTRAS, LEES Y TE RECORREN PORQUE TE RECORREN.
    SALUDOS
    CARLOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno Carlos, mejor así.

      Aprecio tu cercanía y que protagonicemos juntos el recorrido por la historia.

      Todâ

      Eliminar
  3. Ese hospital improvisado para una desesperada que desperdicia su sangre y dos vidas con un gancho... esa urgencia bajo la luz sombría de un toldo... estas letras nos han llevado hasta allí ¡genial!

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como le explicaba a Mirel, yo, que soy B-, sé el riesgo que se corre teniendo esa sangre, de ahí que lo trato de explicar con mi propia experiencia en el primer párrafo, donde la enfermera estaba desesperada porque yo me estaba desangrando y era imposible reponer la sangre.

      Después lo extrapolo al caso de la alumna de mi escuela que se hizo el aborto y que también se desangraba. Ella tuvo suerte, estaba yo como B- disponible.

      Pero la desesperación para llegar a hacer algo así, es peor que desangrarse, creo yo.

      Todâ.

      Eliminar
  4. Es la primera vez que te leo , tu narrativa es vertiginosa, nos dejas al borde del precipicio donde un pequeño error nos dejarà caer al vacio. Enhorabuena.

    un saludo

    fus

    ResponderEliminar
  5. Todâ, Fus.

    Eso dicen de mi narrativa, sí.

    Ya nos leeremos.

    Shabat shalom

    ResponderEliminar
  6. sabés Akhenazi?estuve ahí,creo que de eso se trata de viajar e involucrarse "ahí"en el relato,sos muy bueno ,y encima b negativo,(chiste malo)pero vi un poco de humor también,en este marcaría atrapas,salut

    ResponderEliminar
  7. Bueno, es una sangre rara, de algo hay que morir, Rosario. Quién te dice que no se muera uno de uno mismo ¿no?

    Lehit

    ResponderEliminar
  8. Me gustan las pinceladas de humor que hay en muchos de tus relatos. Hoy me reí con eso del grupo sanguíneo porque soy A (como la mayoría de los gatos) y además Rh negativo que además es jodido para los embarazos. Alérgica a la picadura de avispa y también a los perros (como la mayoría de las gatas). Resumiendo: en tu mundo no hubiera durado viva ni dos días; si no me desangro me muero por choque anafiláctico o me despeño por algún monte huyendo de un enjambre de avispas (alguna vez ya me ha sucedido).
    Ya regresé de Pirineos (este año hay muchas avispas, por cierto). Te sigo leyendo, me sigo deleitando.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, el A es un grupo más fácil de conseguir que el B. Inclusive en A negativo es más fácil de conseguir que el B. Pero tengo entendido que las sangres animales (gatos, perros y demás bichos) tienen otras calificaciones, algunas parecen llegar hasta la J, que es la más rara de todas.

      Lo de las avispas, sí, es un serio problema igual que las abejas, cierto tipo de mosquitos, arañas, jejenes y algunas de esas cosas que habitan en mis mundos. Así que ni de excursión a ellos te podría invitar. Ya ves todo lo que te vas a perder, Euria, por ser tan alérgica.

      Shabat shalom

      Eliminar

Participan en este sitio sólo escasas mentes amplias

Chocolate bombón

En tu cuarto hay un pájaro (de Pájaros de Ionit)

Un video de Mirella Santoro

SER ISRAELÍ ES UN ORGULLO, JAMÁS UNA VERGÜENZA

Sencillamente saber lo que se es. Sencillamente saber lo que se hace. A pesar del mundo, saber lo que se es y saber lo que se hace, en el orgullo del silencio.

Valor de la palabra

Hombres dignos se buscan. Por favor, dar un paso adelante.

No a mi costado. En mí.

Poema de Morgana de Palacios - Videomontaje de Isabel Reyes

Historia viva - ¿Tanto van a chillar por un spot publicitario?

Las Malvinas fueron, son y serán argentinas mientras haya un argentino para nombrarlas.
El hundimiento del buque escuela Crucero Ara General Belgrano, fue un crimen de guerra que aún continúa sin condena.

Porque la buena amistad también es amor.

Asombro de lo sombrío

Memoria AMIA

Sólo el amor - Silvio Rodríguez

Aves migrantes

Registrados... y publicados, además.

Safe Creative #1006060192036

Todos los derechos están reservados

Safe Creative #1209172351784

Feria del Libro de Jerusalem - 2013

Feria del Libro de Jerusalem - 2013
Café literario - Centro de convenciones de Jerusalem

Acto de fe

Necesito perdonar a los que te odiaron y ofendieron a vos. Ya cargo demasiado odio contra los que dijeron que me amaban a mí.

Irse muriendo (lástima que el reportaje sea de Víctor Hugo Morales)

Hubo algo de eso de quedarse petrificado, cuando vi este video. Así, petrificado como en las películas en las que el protagonista se mira al espejo y aparece otro, que también es él o un calco de él o él es ese otro al que mira y lo mira, en un espejo que no tiene vueltas. Y realmente me agarré tal trauma de verme ahí a los dieciseis años, con la cara de otro que repetía lo que yo dije tal y como yo lo dije cuarenta años antes, que me superó el ataque de sollozos de esos que uno no mide. Cómo habrá sido, que mi asistente entró corriendo asustado, preguntándome si estaba teniendo un infarto. A mi edad, haber sido ese pendejo y ser este hombre, es un descubrimiento pavoroso, porque sé, fehacientemente, que morí en alguna parte del trayecto.

Poema 2



"Empapado de abejas
en el viento asediado de vacío
vivo como una rama,
y en medio de enemigos sonrientes
mis manos tejen la leyenda,
crean el mundo espléndido,
esa vela tendida."

Julio Cortázar

Mis viejos libros, cuando usaba otro seudónimo y ganaba concursos.

Mis viejos libros, cuando usaba otro seudónimo y ganaba concursos.
1a. edición - bilingüe